En unas de sus recientes declaraciones, el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, dijo que “Rusia está atascada en Siria” y que ello le da a EEUU herramientas de influencia sobre Moscú.

Poco más tarde el Kremlin calificó de incorrectas las afirmaciones hechas por Bolton, puesto que Rusia está desempeñando un importante papel en todos los aspectos de la crisis de Siria.

Mientras tanto, el periodista internacional y experto en Oriente Medio, Abás Dzhuma, relató a Sputnik que en cuanto a la reconstrucción de Siria EEUU adoptó una posición muy cómoda.

“Las declaraciones de Bolton son una continuación lógica de lo que dijo antes el presidente estadounidense: ‘Nosotros no queremos gastar dinero para sostener la economía siria’. Al fin y al cabo, vinieron a Siria para destruir y no para construir”, dijo.

El experto explicó que EEUU asegura estar luchando contra el Estado Islámico —organización terrorista proscrita en Rusia y otros países— y no tiene planes de gastar su dinero en nada más que eso. Ahora que Daesh está prácticamente derrotado surge la cuestión de la reconstrucción.

Así, la ciudad de Al Raqa está destruida: está en ruinas y nadie la está reconstruyendo. Pero todo lo que dicen en EEUU es que ‘lo sienten’, cuenta Dzhuma y añade que es una posición muy cómoda.

“Por un lado dan la imagen de ser ‘palomas de la paz’ que supuestamente liberaron Oriente Medio de los terroristas, pero al mismo tiempo actúan como si no tuvieran nada que ver con todo lo demás y no hay nada de qué hablar en el tema de la reconstrucción”, comentó.

Además, el experto considera que EEUU no tiene razones para participar en la reconstrucción del país levantino, puesto que no lograron su objetivo principal: derrocar a Bashar Asad y “no tiene sentido ayudar a tu propio enemigo”.

“Los estadounidenses no fueron allí para ayudar al pueblo sirio”, subrayó el entrevistado.

No obstante, intentan ejercer presión sobre Rusia por todos los medios a su disposición para que sea el país eslavo el que pague, señala el experto. “Pero Rusia no fue para limpiar el desastre dejado por EEUU. Fue por invitación oficial de Damasco para eliminar a los terroristas”, señaló Dzhuma.

“Rusia es la única que piensa cómo vivirá el pueblo sirio después de todos estos horrores. Así que no está claro por qué los estadounidenses decidieron que Rusia se quedó atascada y que pueden ejercer presión”, dijo el experto al comentar las declaraciones de John Bolton.

De hecho, el país euroasiático se está esforzando por reconstruir los territorios donde los terroristas fueron eliminados con la ayuda de las Fuerzas Aeroespaciales rusas, pero EEUU intenta bloquear estos intentos, concluyó el Abás Dzhuma.

Siria vive desde marzo de 2011 un conflicto en el que las tropas gubernamentales se enfrentan a facciones armadas de la oposición y a grupos terroristas, como Daesh, autodenominado Estado Islámico, y el Frente al Nusra, ambos proscritos en Rusia y otros países.

Rusia lanzó en septiembre de 2015 una ofensiva aérea en el país árabe a solicitud del presidente sirio, Bashar Asad, para detener el avance de los terroristas.

El 6 de diciembre de 2017, el Estado Mayor ruso anunció la liberación completa de todos los territorios controlados antes por los terroristas de Daesh.

 

Fuente: sputniknews.com

Anuncios