Japón y EEUU estrechan sus lazos en materia militar con Sri Lanka para reforzar la estrategia de estos dos países de contener a China en la región. Es la conclusión a la que han llegado los expertos a los que Sputnik ha entrevistado a propósito de la entrega a Sri Lanka por parte de Japón de dos buques patrulleros por 11 millones de dólares.

La entrega se ha producido una semana después de que el Departamento de Estado de EEUU entregase a Colombo —capital de Sri Lanka— 39 millones de dólares para que el país los invirtiese en defensa.

La ayuda militar a Sri Lanka por parte de Japón la anunció el propio país durante la visita del ministro de Defensa nipón, Itsunori Onodera. En diciembre de 2017, Sri Lanka cedía el puerto de Hambantota a China durante 99 años. El puerto es importante porque sirve a la ruta comercial Este-Oeste más importante del mundo y otorga a China la posibilidad de hacerse con un punto de apoyo en la región, dominada actualmente por la India.

De ahí que Colombo esté intentando tranquilizar a Nueva Delhi asegurando que Hambantota no se utilizará como base militar china. Desde la India, sin embargo, se cree que el puerto acabará siéndolo tarde o temprano.

Quienes siguen de cerca la visita del ministro de Defensa japonés aseguran que durante los últimos años China ha desplazado a Japón como líder en la construcción de puertos y de infraestructuras en la isla. Algo que se cree justo cuando Sri Lanka se ha convertido en una bisagra importante en el proyecto ‘Un cinturón, una ruta’ de China.

“Uno de los objetivos importantes en la relación entre EEUU y Japón es la de ampliar la influencia política y económica de ambos en la región y reforzar su relevancia en la seguridad de la región de Asia central y del este. También lo es contener a China”, explica a Sputnik el director del Centro de Estudios de Asia Central y del Este de la Academia de Ciencias Sociales de Rusia, Da Zhigang.

Y es que Sri Lanka cobra especial relevancia estratégica al estar ubicada en el camino marítimo que se sigue para llegar a África y a Oriente Medio. Además, la isla es un punto importante en la iniciativa ‘Un cinturón, una ruta’, subraya Zhigang. “Así que está claro porqué en estas condiciones EEUU y Japón se esfuerzan por mejorar la cooperación que mantienen en materia de defensa con Sri Lanka”, añade.

Por una parte, esa cooperación tiene como objetivo materializar la estrategia de ambos en la región indo-pacífica y asegurarse la influencia militar en los países del océano Índico. Por otra parte, tanto Japón como EEUU intentan asegurarse su sitio en la región “por lo que pueda pasar con la situación geopolítica en el futuro”, explica Zhigang a Sputnik.

Para el director del Centro de Estudios Japoneses del Instituto del Lejano Oriente de la Academia de Ciencias de Rusia, Valeri Kistánov, el desarrollo de los contactos militares entre EEUU y Japón por una parte y Sri Lanka por la otra es también su respuesta a la influencia de China en la región. De ahí que defina la entrega de esos dos buques patrulleros de “paso antichino”.

El 21 de agosto, el primer ministro de la India, Narendra Modi, mantuvo una reunión en Nueva Delhi con el ministro de Defensa de China, Wei Fenghe. Pidió que se fortaleciera la cooperación bilateral entre ambos a fin de proteger entre los dos países la estabilidad en la frontera. Wei Fenghe, por su parte, expresó que mantiene la esperanza de que su visita sirva para apostar por la cooperación por los intercambios en el ámbito de la seguridad. Está por verse si Sri Lanka no echará todo por tierra.

 

Fuente: sputniknews.com

Anuncios