El régimen de Israel sopesa aprobar una ley que prohibiría portar la bandera de Palestina y la señalaría como un símbolo ‘enemigo’.

Este controvertido proyecto de ley fue propuesto el miércoles por la diputada Anat Berko del partido Likud —presidido por el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu— y de ser aprobado hará “ilegal” el porte de la bandera palestina en las protestas antisralíes.

“Las banderas de los enemigos no deberían ser toleradas en público (…) Esto no se puede permitir”, aseveró Berko, expresando, al mismo tiempo, su esperanza de que el proyecto de ley reciba apoyo.

De acuerdo con la iniciativa, las personas arrestadas por llevar banderas palestinas, se enfrentarán a una sentencia de un año de prisión.

La legislación propuesta ya ha recibido críticas tanto de los parlamentarios árabe-israelíes como de las organizaciones pro derechos humanos.

Al respecto, el diputado árabe Yamal Zahalka, del partido comunista Balad, tildó la iniciativa de “racista y cobarde” y dio por fracasado este “intento de ocultar la identidad palestina”.

Berko planteó su iniciativa luego de que la aprobación de la polémica “ley del estado-nación judío” generara protestas en Tel Aviv, en las que un gran número de manifestantes ondearon banderas palestinas. En reacción, Netanyahu tuiteó que “no hay mayor testimonio de la necesidad de esta ley”.

El pasado mes de julio, el parlamento israelí aprobó una polémica ley que declara los territorios palestinos ocupados como “estado judío” y otorga a los judíos “el derecho exclusivo a la autodeterminación nacional” en los territorios palestinos ocupados por Israel.

La aprobación de este plan expansionista israelí fue rechazada por los propios israelíes y en diferentes partes del mundo. Grupos defensores de los derechos humanos y Gobiernos occidentales también han tachado la ley de “racista”.

 

Fuente: hispantv.com

Anuncios