El Ejército sirio ha capturado a varios terroristas entrenados por los norteamericanos en su base ilegal de Al Tanf.

Un choque entre el Ejército sirio y un grupo terrorista subversivo ocurrido a 36 kms al sureste de Palmira tuvo lugar en la noche del sábado al domingo tras un intento de los terroristas de infiltrarse hacia dicha ciudad. Al menos dos terroristas murieron y un número mucho mayor se rindió a los militares.

Según los detenidos, ellos pertenecen al grupo terrorista “Leones del Este”, que tienen unos 500 miembros. Sus campos de entrenamiento están situados en el área de Al Tanf, cerca de la base militar estadounidense.

Uno de los detenidos dijo que especialistas de EEUU entrenaron a su grupo, que obtuvo armas y municiones de la base norteamericana.

El Ministerio de Defensa ruso anunció que la misión del grupo terrorista incluía la perpetración de una serie de ataques terroristas en Palmira y la preparación de la llegada de una fuerza mayor de alrededor de 300 militantes para apoderarse de dicha ciudad histórica en las próximas semanas.

Las confesiones de los detenidos confirman una vez más que el área alrededor de la base de Al Tanf incluye campos de entrenamiento para insurgentes, que han sido creados por los norteamericanos con el fin de desestabilizar la situación dentro de Siria.

Los refugiados del campo de Rikban se han convertido, de hecho, en rehenes o escudos humanos para proteger a los militantes.

Washington ha justificado su presencia en el área de Al Tanf, en la frontera sirio-jordana, en base a la necesidad de luchar contra el Daesh, pero no ha llevado a cabo ni una sola operación allí contra el grupo.

 

Fuente: almanar.com.lb

Anuncios