Directivos de Facebook Twitter prometieron el miércoles proteger mejor sus plataformas para las elecciones intermedias de noviembre y reforzar sus esfuerzos para expulsar a intereses extranjeros que buscan sembrar divisiones en la democracia estadounidense.

Sheryl Sandberg, la segunda al mando en Facebook, y Jack Dorsey, director general de Twitter, testificaron ante la Comisión de Inteligencia del Senado estadounidense. Una silla quedó vacía para Alphabet, dueña de Google, porque se negó a enviar a su principal ejecutivo.

Sandberg aseguró que el gigante tecnológico está “en guerra” contra las cuentas falsas, mientras que Dorsey señaló que su compañía identifica unos 10 millones de “fakes” por la semana.

La comparecencia de Sandberg ocurrió varios meses después de que Zuckerberg rindiera testimonio en audiencias en el Congreso con bastante audiencia. Al igual que Zuckerberg, Sandberg reconoció que Facebook tardó en reconocer los esfuerzos rusos para manipular a la red social durante las elecciones de 2016 en Estados Unidos.

Por su parte, Dorsey reconoció que él “es típicamente bastante tímido“, pero agregó que se presentaba ante la comisión para saber lo que su empresa necesita mejorar.

Desde la mesa de testigos, el CEO de Twitter tuiteó parte de su discurso inicial: “No estamos orgullosos de cómo se ha usado como arma el intercambio libre y abierto y se ha utilizado para distraer dividir personas y a nuestra nación. Nos encontramos mal preparados y equipados para la inmensidad de problemas que hemos reconocido”.

Preocupación oficial por la libertad de expresión

El fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, se reunirá con los fiscales estatales del país a final de este mes para analizar si las compañías tecnológicas pueden estar “ahogando intencionalmente el libre intercambio de ideas”, informó el Departamento de Justicia en un comunicado.

El anuncio del Departamento de Justicia estadounidense se produce una semana después de que la Casa Blanca dijera que explorará la regulación de Google, y minutos después de que altos ejecutivos de Facebook y Twitter testificaran ante un comité del Senado sobre los esfuerzos de las compañías para detener la ola de desinformación en las plataformas.

El afán por bloquear cuentas falsas fue considerado por el propio presidente Donald Trump como “algo muy serio”, porque a su juicio, los gigantes tecnológicos están tratando de silenciar a los conservadores.

En este sentido, Trump advirtió hace una semana a Google, Twitter y Facebook que “tengan cuidado” porque se están “aprovechando de mucha gente”.

“Creo que Google se está aprovechando de mucha gente. Creo que es algo muy serio, algo muy serio. Creo que lo que están haciendo Google y otros, si miras a lo que está pasando con Facebook, más les vale tener cuidado, porque no pueden hacer eso con la gente”, dijo Trump entonces.

“Tenemos literalmente miles y miles de quejas que nos están llegando, y no pueden hacerlo. Así que creo que Google, Twitter y Facebook realmente están adentrándose en un terreno muy peligroso y tienen que tener cuidado. No es justo para buena parte de la población”, agregó.

El mandatario recalcó que “Google y otras están suprimiendo voces de conservadores y escondiendo información y noticias positivas”, e insinuó que eso puede ser “ilegal”.

 

Fuente: clarin.com

Anuncios