El agresor del candidato a presidente brasileño Jair Bolsonaro, identificado como Adélio Bispo de Oliveira, fue detenido inmediatamente luego del ataque y trasladado a la delegación séptima de la Policía Civil.

Minutos después de conocerse su identidad, en redes sociales circularon fotos de Bispo de Oliveira en un acto político pidiendo la renuncia del actual presidente Michel Temer y reclamando la liberación del ex mandatario Inacio Lula Da Silva.

Según los registros del Tribunal Superior Electoral, Bispo de Oliveira fue afiliado del Partido Socialismo y Libertad (PSOL) en Uberaba, un municipio del Estado de Minas Gerais, entre 2007 y 2014, pero después pidió la desafiliación.

En su perfil de Facebook abundan los posteos contra el propio Bolsonaro, a quien acusa de decir “mierda” y remarca que escucharlo genera “repugnancia”.

Tras conocerse su identidad, cientos de usuarios con invadieron su cuenta de la red social para insultarlo y tratarlo de asesino.

El candidato presidencial fue apuñalado durante un recorrido de campaña en estado de Minas Gerais (sudeste de Brasil). Rápidamente se lo trasladó al Hospital de la Misericordia de Juiz de Fora.

Su familia aseguró que se encuentra fuera de peligro. “Él ya está bien, tiene seis puntos en el abdomen. La intención era matarlo, la cuchillada iba directo al corazón, pero él se dio cuenta un segundo antes, se movió y así se salvó”, afirmó Flavio Bolsonaro, diputado e hijo del candidato, al canal de TV “Globo News“.

 

Fuente: clarin.com

Anuncios