“Creo que el mayor sesgo es contra la libertad de expresión”, respondió Marco Rubio cuando un periodista le preguntó si creía que había sesgos en las redes sociales.

 

Hasta ese momento, era un conferencia de prensa habitual en los pasillos del Senado. Pero la irrupción del comunicador Alex Jones, fundador del sitio Infowars, famoso por sus disparatadas teorías conspirativas -ligadas a ideas de extrema derecha-, desvirtuó todo.

 

“Está sucediendo aquí. Usted dice que no existo”, le dijo a Rubio.

“¿Es un objetante en una rueda de prensa?”, preguntó sorprendido el senador.

“Miren a este tipo -siguió el conspiracionista-. Dice que no existo”.

“No sé quién eres, no leo tu sitio web”, insistió el republicano.

El enojo de Jones está relacionado con la decisión que tomaron el mes pasado Apple, YouTube, Facebook y Spotify de quitar de sus plataformas el contenido producido por él. Lo acusan de difundir discursos de odio y noticias falsas.

Sobran los ejemplos. En 2012 dijo que el tiroteo en la escuela primaria Sandy Hook, en Newton (Connecticut), nunca ocurrió y que había sido una farsa. A raíz de esto varias familias que fueron afectadas por este incidente lo demandaron por difamación.

“Es un niño serpiente. Marco Rubio es una serpiente. Un pequeño niño de fraternidad”, bramó Jones.

“¿Quién eres? ¿Quién es este tipo? Juro por Dios que no sé quién eres, hombre”, le dijo el ex precandidato a presidente.

“El sabe lo que es Infowars. Sólo está haciendo esta farsa aquí. Por eso su plataforma no funcionó”, dijo el comunicador, defensor a ultranza de Donald Trump.

En ese momento, le apoyó la mano en el hombro al legislador. Su guardaespaldas se la retiró inmediatamente.

“Ey, no me vuelvas a tocar. Te estoy pidiendo que no me vuelvas a tocar”, dijo Rubio, visiblemente molesto.

“Sólo le di una palmeada agradable”, contestó el otro.

“Lo sé. Pero no quiero que me toques, no sé quién eres”, afirmó el político.

Entonces, Jones comenzó a hacer gala de su inigualable capacidad para inventar noticias. “¿Quiere que me arresten?”, inquirió.

“Nadie te va a arrestar, hombre. Sé cuidarme solo”, replicó Rubio.

“Oh, me dará una paliza”, dijo Jones, duplicando la apuesta.

“Yo no dije eso”, afirmó Rubio.

“No me va a silenciar. No va a silenciar a Estados Unidos. Eres un pequeño gángster matón”, le dijo el creador de Infowars. “Rubio acaba de amenazar con hacerse cargo de mi físicamente. Miren eso”.

El senador resistió el hostigamiento unos segundos más. Hasta que, cansado, se despidió de los periodistas. “Ustedes pueden seguir hablando con este payaso”, les dijo mientras se retiraba.

 

Fuente: infobae.com

Anuncios