El gobierno de China expresó este jueves su enojo por la presencia del buque de guerra británico HMS Albion cerca de una serie de islas en el Mar del Sur de China reclamadas por Beijing, alegando que se trató de una “provocación”.

El hecho sucedió el mes pasado, cuando el navío de transporte anfibio de 22.000 toneladas de desplazamientos pasó frente a las Islas Paracelso haciendo valer el derecho a la “libre navegación”, según informaron dos fuentes británicas a la agencia Reuters.

En consecuencia China habría enviado una fragata y dos helicópteros para seguir al HMS Albion, sin que se produjeran incidentes, y el ministerio de Exteriores chino se contactó posteriormente con la delegación diplomática británica para expresar su enojo.

“Las acciones relevantes del buque británico violaron las leyes chinas e internacionales, e infringieron la soberanía de China. China se oponen enérgicamente a esto y muestra su insatisfacción”, indicó la cancillería china en un comunicado a Reuters.

“China urge a los británicos a detener inmediatamente esta acciones provocativas, para evitar el daño a las relaciones bilateralas y a la paz y estabilidad regionales. China seguirá tomando todas las acciones necesarias para defender su soberanía y seguridad“, indicó.

El HMS Albion, bautizado con el antiguo nombre poético de Inglaterra, estaba navegando en ruta a Ciudad Ho Chi Minh, en Vietnam, a cuyo puerto arribó el lunes tras visitar también Japón.

 

Su paso por las Islas Paracelso, cuya soberanía es disputada por China, Vietnam y Taiwán, pero se encuentran de hecho bajo control de Beijing, llega en un momento de buenas relaciones con el Reino Unido.

De hecho, Londres y Beijing se encuentran negociando un acuerdo de libre comercio posterior a la salida del Reino Unido de la Unión Europea, que tendrá lugar en 2918, y ambos países suelen hablar de la “era dorada” en la que se encuentran su relaciones diplomáticas.

Por tanto el conflicto por el paso del HMS Albion es inesperado, especialmente dado que el Reino Unido no tiene ningún reclamo territorial en una zona caliente que mantiene a China, Brunei, Malasia, Filipinas, Taiwán y Vietnam enfrentados por la posesión de diferentes islotes y arrecifes.

Se trata, también, de una zona por la que circulan unos tres billones de dólares en comercio marítimo cada año.

Un portavoz de la Marina Real señaló que el HMS Albion “hizo ejercicio de sus derechos a la libre navegación en cumplimiento de leyes y normas internacionales”, asegurando que se mantuvo a más de 12 millas náuticas (unos 22 kilómetros) de la islas, una distancia reconocida internacionalmente como limite territorial.

A pesar de que la operación británica no tiene precedentes, sí es usual que buques estadounidenses naveguen cerca del límite de las 12 millas alrededor de diferentes territorios reclamados por Beijing, en un intento de asegurar la “libertad de navegación” en aguas internacionales y limitar la expansión china.

Washington ha dicho al respecto que espera mayor participación internacional en estas tareas, por lo que la llegada del HMS Albion parece responder a este requirimiento a sus principales aliados.

 

Fuente: infobae.com

Anuncios