A pesar de la obvia ausencia de la delegación de los hutíes en el primer día de las nuevas conversaciones de paz sobre Yemen en Ginebra, el enviado especial de Naciones Unidas para Yemen, Martin Griffiths, dijo hoy que confía en que la delegación se presente en las conversaciones para acelerar el proceso político.

En un comunicado emitido esta tarde por su oficina, el enviado de la ONU señaló que ahora está haciendo esfuerzos para superar los obstáculos y permitir que las conversaciones avancen.

“El enviado especial está consciente de los desafíos asociados con reunir a las partes en Ginebra, y tiene en mente que no se han reunido durante más de dos años”, indica el comunicado.

Griffiths se reunió esta mañana con la delegación del gobierno de Yemen, encabezada por el ministro de Relaciones Exteriores, Khaled al Yamani, e intercambió ideas sobre las expectativas de las nuevas conversaciones en Ginebra y los asuntos relacionados con el proceso de paz.

De acuerdo con los arreglos previos, en un principio se esperaba que las partes de Yemen estuvieran dentro de la oficina de la ONU en Ginebra (UNOG, por sus siglas en inglés) esta mañana, pero una notificación reciente de la UNOG señala que “no habrá ninguna actividad en el Palacio de las Naciones (sede de la ONU en Ginebra)” este día.

El miércoles, Griffiths anunció en Ginebra que todas las partes involucradas en el conflicto de Yemen acordaron que ha llegado el momento de reiniciar el proceso político y que tanto la parte del gobierno como la hutí empezarían nuevas conversaciones de paz en Ginebra el 6 de septiembre.

No obstante, la incertidumbre ha aumentado hoy debido a la ausencia de la delegación hutí en el primer día de las planeadas conversaciones encabezadas por la ONU.

De acuerdo con información reciente, el gobierno de Yemen ha dado a los hutíes 24 horas para unirse a las conversaciones auspiciadas por la ONU en Ginebra.

 

Fuente: xinhuanet.com

Anuncios