Será una búsqueda a todo o nada. Tanto para los familiares como para la empresa Ocean Infinity. Los primeros sienten que por primera vez desde la desaparición del ARA San Juan están dadas las condiciones para hallar el submarino, y en la firma norteamericana confían en que su tecnología podrá dar con la unidad naval.

El buque noruego Seabed Constructor partió esta tarde del muelle comercial de Comodoro Rivadavia hacia la zona de operaciones. La tripulación está compuesta por 40 marinos y técnicos navales especializados en búsquedas submarinas: dos suboficiales de la Armada y cuatro familiares veedores que monitorearán la búsqueda para garantizar la transparencia de las tareas.

Luis Tagliapietra (padre de Alejandro Tagliapietra); Silvina Krawczyk (hermana de Eliana Krawczyk); José Luis Castillo (hermano de Enrique Castillo) y Fernando Arjona (hermano de Alberto Arjona), serán los veedores de la misión. “Queremos encontrarlos y saber qué paso. Ya es tiempo y pasaron casi 10 meses, por lo que creemos que están dadas las condiciones para hallar la nave”, expresó el abogado querellante a TN.com.ar.

Se estima que el buque arribe a la zona de búsqueda el sábado aunque no está confirmado que el rastrillaje comience el mismo día. La firma Ocean Infinity cuenta con cinco naves autónomas USV (vehículo de superficie autónomo) y cada una de ellas guiará a un mini submarino (AUV) que barrerá un área delimitada y luego los técnicos procesarán la información.

Los sumergibles tienen la capacidad de navegar hasta los 6.000 metros de profundidad a una velocidad promedio de 7 km/h. Los aparatos deben recopilar información, tomar fotografías y material audiovisual, que luego formará parte de la causa que tramita la jueza Marta Yáñez.

El tiempo mínimo de búsqueda por contrato será de 60 días y el máximo 120. Si transcurren cuatro meses sin novedades del ARA San Juan la búsqueda se desactivará de inmediato. Sin embargo, la firma confía en tener un panorama más claro de la situación en los primeros 21 días: se barrerán las zonas PAPA 1 y 2 donde se cree puede estar la unidad naval. De no dar con pruebas certeras del submarino, se continuará con la hoja de ruta hacia otras latitudes.

TN.com.ar publicó el 29 de mayo el mapa con los 12 indicios que la Armada preparó para la empresa que ganara la licitación. Ocean Infinity utilizará estos datos pero no se limitará solo a estas zonas. Los familiares de los 44 tripulantes insistieron en la necesidad de que la fuerza naval interfiera lo menos posible en la búsqueda. Y lo lograron.

En la zona PAPA 1 se registraron las dos implosiones que habría sufrido el submarino. Los indicios se representaron con pequeños puntos negros rodeados por un círculo rojo. Allí también se detalla el nombre de la nave que dio con el contacto, las coordinadas, profundidad y dimensiones del elemento. Se trata de toda la información que la Armada está en condiciones de recabar, si se tiene en cuenta la falta de tecnología y el nulo mantenimiento de sus unidades.

El contrato establece que para hacerse de los US$ 7.500.000 millones, la empresa deberá determinar la localización exacta del submarino. De no hacerlo, entonces no habrá paga. “Confiamos y vamos a encontrarlos”, le dijo Tagliapietra a TN.com.ar días atrás. Esta tarde se pone en marcha un periplo que podría ser histórico.

 

Fuente: tn.com.ar

Anuncios