Durante el encuentro, los participantes discutieron la evolución del proceso político, principalmente la formación del Comité Constitucional y la situación en Idlib, informó el corresponsal de Al Mayadeen.

Fuentes  cercanas a la reunión señalaron sobre varias diferencias  entre las partes rusa y turca en cuanto a la situación en Idlib.

El enviado ruso, Alexander Lavrantev, confirmó que “la prioridad actual para Moscú es poner fin a la situación anormal en Idlib”, mientras que el turco Sadat Unal insistió en el rechazo de Ankara a la operación militar.

Por su parte, Husein Yaber Ansari, viceministro de Exteriores de Irán dijo que su país comparte con las Naciones Unidas su preocupación por Idlib, y está trabajando para evitar un desastre humanitario allí.

Paralelamente, el viceministro ruso de Exteriores Serguéi Riabkov, acusó a Occidente y Washington de ignorar los informes específicos presentados por Moscú sobre los preparativos para una provocación química en Siria.

“El enfoque estadounidense en Siria es devastador y amenaza la seguridad de toda la región”, indicó Riabkov.

El vicecanciller precisó que “las posiciones de Rusia y Turquía sobre  Idlib no son totalmente compatibles”, pero que los dos países “están buscando puntos comunes”.

Según el Ministerio de Defensa de Rusia comenzó a grabarse el simulado “ataque químico” en la ciudad de Jisr al-Shughour, provincia siria de Idlib -con la participación de elementos terroristas-, para responsabilizar al gobierno de Damasco.

 

Fuente: almayadeen.net

Anuncios