Sadiq Khan, alcalde de Londres, ha pedido por la realización de otro referéndum para definir la membresía en la UE, escribió este sábado en una columna publicada por The Observer, del británico The Guardian.

El argumento del alcalde es que los británicos merecen una nueva oportunidad para rechazar un acuerdo Brexit que será malo para la economía, los empleos y el servicio de salud.

Khan dice que, con tan poco tiempo para negociar, actualmente hay apenas dos resultados posibles: un mal acuerdo para el Reino Unido o “ningún acuerdo” en absoluto, lo que será aún peor.

“Ambos son increíblemente arriesgados y no creo que (la primera ministra) Theresa May tenga la legitimidad para jugar de manera tan flagrante con la economía británica y los medios de subsistencia de la gente“, escribió.

En la columna, Khan afirma que hasta ahora nunca había sido partidario de un segundo referéndum, pero que su opinión había cambiado a la luz del desempeño del gobierno sobre el tema, con una amenaza real para los niveles de vida y de empleo.

“Esto significa una votación pública entre el acuerdo del Brexit obtenido por el gobierno o un Brexit ‘sin acuerdo’, y la opción de permanecer en la UE”, escribió.

Y agrega: “La gente no votó dejar la UE para empobrecerse, ver quebrar a sus empresas, tener un sistema de salud vaciado, que la policía se prepare para disturbios civiles o para que nuestra seguridad nacional este en peligro”.

El pedido -por parte de uno de los políticos más poderosos dentro del laborismo británico- pone aún más presión sobre el líder del partido, Jeremy Corbyn, para que respalde una nueva votación en la conferencia anual de la formación que se celebrará en Liverpool el próximo fin de semana. Con el de Khan, los pedidos en el laborismo para un nuevo Brexit ya son un centenar.

La idea de la realización de un nuevo referéndum también parece estar creciendo en los círculos conservadores. El sábado, el parlamentario conservador George Freeman, ex presidente de la junta de políticas de Theresa May, dijo en Twitter que la presión para una segunda votación se volvería “abrumadora” si los conservadores moderados no logran forjar un acuerdo razonable con el Brexit.

La semana pasada, el gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, advirtió al gabinete que el impacto de un “Brexit sin acuerdo “podría ser tan catastrófico como la crisis financiera que paralizó la economía hace una década.

Theresa May viajará a Salzburgo en Austria el próximo miércoles en otro intento por lograr un acuerdo sobre el Brexit a los líderes de la UE, durante una cumbre informal. Sin embargi, varios líderes europeos, así como el presidente de la comisión europea, Jean-Claude Juncker, y Michel Barnier, el principal negociador del Brexit de la UE, ya han planteado serias dudas sobre los puntos clave del plan.

 

Fuente: infobae.com

Anuncios