La popularidad del Papa Francisco ha sufrido su mayor revés tras la publicación de un nuevo informe sobre abuso sexual, según han revelado dos nuevas encuestas.

La de Gallup, divulgada el martes, señaló que el 53 por ciento de los estadounidenses dijeron que tenían una opinión favorable al pontífice, frente al 66 por ciento de agosto, cuando los encuestados fueron interrogados justo antes del informe del gran jurado de Pensilvania que enumeraba cientos de clérigos católicos acusados de abuso sexual y mala conducta durante más de 70 años en el estado. La popularidad del Sumo Pontífice ha caído 23 puntos desde el 2014, cuando alcanzó su máximo, el 76 por ciento, en las encuestas.

Un informe separado de CNN / SSRS divulgado hace unos días encontró a un 48 por ciento con una opinión favorable sobre el Papa, lo que supone una disminución (66 por ciento en enero de 2017 y 72 por ciento, el máximo, en diciembre de 2013).

El Papa Francisco sigue siendo más querido que repudiado, con aproximadamente una cuarta parte de la población indicando que tiene una impresión desfavorable de él, y una parte considerable que no tiene opinión. Pero el abandono es notable desde principios de su papado, cuando sus mensajes sobre la aceptación hacia los homosexuales y otros grupos tuvieron una reacción positiva de los medios y alimentaron así su popularidad.

Desde agosto, la Iglesia se ha visto sacudida por el informe del gran jurado de Pensilvania y las investigaciones que prosiguieron: los fiscales generales están llevando a cabo investigaciones sobre abusos en la iglesia en estados como Missouri, Nebraska, Nueva Jersey, Nuevo México y Nueva York. La propia culpabilidad del Papa Francisco ha quedado en entredicho en una impactante carta del ex embajador del Vaticano en Estados Unidos, el arzobispo Carlo Maria Vigano, que asegura que el Santo Padre sabía que el ex cardenal Theodore McCarrick había acosado sexualmente a hombres jóvenes pero permitió que se le impusieran sanciones secretas a McCarrick. El Papa se negó a responder directamente a las acusaciones de Vigano.

Las encuestas de Gallup y CNN difieren sobre si la popularidad del Papa Francisco ha disminuido entre los católicos. Gallup considera que la caída de las calificaciones favorables se concentra entre los no católicos, mientras que la encuesta de CNN sugiere una caída significativa tanto entre los católicos y el público en general.

En el informe de Gallup, las opiniones del Sumo Pontífice entre los católicos de Estados Unidos cambiaron un poco: el 78 por ciento lo calificó favorablemente en agosto, mientras que el 79 por ciento lo hizo este mes. Eso todavía está por debajo de un máximo del 89 por ciento de marzo de 2014. Entre los estadounidenses no católicos, las calificaciones favorables del Papa cayeron bruscamente del 63 por ciento en agosto al 45 por ciento en la nueva encuesta.

Por el contrario, la encuesta de CNN encontró una caída de 20 puntos porcentuales en la opinión positiva del pontífice entre los católicos de Estados Unidos, es decir, del 83 por ciento al 63 por ciento. Parte de la diferencia de resultados de la encuesta puede ser el calendario que se utilizó tanto en Gallup como en CNN.

La investigación de CNN encontró una mayor disminución en las opiniones positivas entre los estadounidenses más jóvenes. Entre los mayores de 45 años, la calificación favorable del Papa Francisco cayó del 68 al 44 por ciento desde principio de 2017, lo que supone una caída de 24 puntos. Entre las personas de 18 a 44 años, las calificaciones al Sumo Pontífice cayeron en 10 puntos, del 63 al 53 por ciento.

Hubo caídas significativas en las opiniones demócratas (un descenso del 79 al 57 por ciento) y republicanas (del 54 al 36 por ciento).

La encuesta de CNN señaló que una proporción levemente mayor de mujeres tenía opiniones favorables del Papa Francisco (51 por ciento).

 

Fuente: infobae.com

Anuncios