El presidente de Colombia, Iván Duque, dijo que su Gobierno no extraditará al diputado venezolano Julio Borges, quien es acusado de haber participado en la elaboración de un plan de atentado contra el mandatario de Venezuela, Nicolás Maduro.

“Nosotros no vamos a extraditar a Julio Borges, no vamos a extraditar a un perseguido político para que una dictadura abuse de sus Derechos Humanos”, indicó Duque en una rueda de prensa concedida en Nueva York, ciudad en donde asiste a la asamblea general de la ONU.

Duque dijo que tanto Colombia como otros países de la región siguen pidiendo por la libertad de los presos políticos en Venezuela y por que haya una transición a la democracia.

Borges está exiliado en Colombia desde febrero, cuando fracasaron las conversaciones y acercamientos con el Gobierno de Maduro en República Dominicana porque las partes no lograron un acuerdo sobre la fecha para elecciones presidenciales anticipadas.

Días después del atentado, el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela ordenó detener a Borges y al diputado Juan Requesens, bajo el cargo de “homicidio intencional calificado en grado de frustración en contra del presidente”.

Cerco diplomático

Asimismo, Duque planteó que el mundo necesita imponer un “cerco diplomático” a Venezuela para poner fin a la “dictadura” de Nicolás Maduro. “Nuestro discurso no es belicista, pero nosotros sí hacemos un llamado a la comunidad internacional para que denuncie y aplique todas las sanciones que sean necesarias para lograr la transición”, dijo el presidente colombiano a los periodistas en la sede de Naciones Unidas.

“Lo que ocurre en Venezuela es triste, porque es una dictadura que ha arruinado todas las libertades, que ha perseguido a todo un pueblo y que es la causante de esta crisis humanitaria y de esta grave crisis migratoria”, subrayó.

“El mundo necesita que haya un verdadero y efectivo cerco diplomático para que pueda terminar esa dictadura”, insistió.

La crisis venezolana será objeto este martes (25.09.2018) de tres reuniones internacionales en Nueva York, una de ellas impulsada por Colombia para abordar el éxodo de personas que han huido del país hacia otros Estados de la región y en la que intervendrá el propio Duque.

 

Fuente: dw.com

Anuncios