A menos de dos semanas de las elecciones, el candidato progresista a la Presidencia de Brasil Fernando Haddad, sucesor de Luiz Inácio Lula da Silva en la carrera electoral, recortó la distancia respecto al ultraderechista Jair Bolsonaro, a quien ganaría en una eventual segunda vuelta, según una nueva encuesta.

Bolsonaro, con el 28 por ciento de los apoyos, y el hombre del Partido de los Trabajadores (PT) Haddad, con el 22 por ciento, lideran las preferencias de cara a las presidenciales de Brasil del próximo 7 de octubre, según un sondeo publicado por Ibope.

Sin embargo, de cara a la eventual segunda vuelta del 28 de octubre, el sustituto del encarcelado ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva como candidato del PT se impondría a Bolsonaro con el 43 por ciento frente al 37 por ciento de los votos.

La polarización electoral, sin embargo, se refleja también en el alto índice de rechazo de los dos candidatos, superior al de los otros 11 postulantes: Bolsonaro es rechazado por el 46 por ciento de los votantes, mientras que Haddad hace frente al 30 por ciento de rechazo debido a los escándalos de corrupción del PT.

Haddad, de 55 años, fue designado sustituto de Lula el once de septiembre, poco después de que el ex mandatario fuera inhabilitado para los comicios debido a la pena doce años de cárcel por corrupción que purga desde abril.

Haddad alcanzaba entonces un 5 por ciento en los sondeos.

El ex alcalde de Sao Paulo sumó así más de 15 puntos porcentuales en las últimas dos semanas, apoyado sobre todo en la alta popularidad de Lula.

Otros candidatos

Tercero en la encuesta está el izquierdista Ciro Gomes, con el 11 por ciento, seguido por el centroderechista Geraldo Alckmin (8 por ciento) y la ecologista Marina Silva (5 por ciento).

La encuesta realizada el fin de semana entre 2.505 electores tiene un margen de error de dos puntos.

Bolsonaro, cuyo rechazo entre los electores ha pasado del 42 % al 46 % en una semana, también perdería ante Ciro y Alckmin y empataría frente a la exministra de Medioambiente Marina Silva, quien disputa sus terceras elecciones como candidata a la Presidencia.

Bolsonaro, un ex militar de 63 años, es conocido por sus ataques contra negros, indígenas y homosexuales, y sus comentarios misóginos. El abanderado del Partido Social Liberal (PSL), un firme defensor de la liberación de las armas en Brasil y polémico por algunas declaraciones machistas, homofóbicas y racistas, lleva algo más de dos semanas sin participar en la campaña de calle debido a su convalecencia y ha intensificado su intervenciones en las redes sociales.

Bolsonaro podría recibir el alta esta misma semana, aunque ve “imposible” participar en la campaña antes de la primera vuelta, que se celebrará el próximo 7 de octubre.

 

Fuente: dw.com

Anuncios