La descomposición de moléculas de agua en rocas de Marte podría producir suficiente energía para sustentar una población de microbios, revela un nuevo estudio.

La investigación —elaborada por científicos planetarios de la Universidad de Brown en Providence (Rhode Island, EE.UU.) y publicada el lunes— pone de relieve la posibilidad de que existan signos de vida debajo de la superficie marciana.

“Hemos demostrado, basándonos en cálculos básicos de física y química, que el antiguo subsuelo marciano probablemente tenía suficiente hidrógeno disuelto para alimentar una biosfera subsuperficial global”, afirma el astrónomo Jesse Tarnas.

Las condiciones en esta zona habitable habrían sido similares a lugares de la Tierra donde existe vida subterránea, detalla Tarnas, y explica que se trata de ecosistemas microbiológicos litótrofos subsuperficiales que consisten en comunidades de microorganismos.

Estos organismos microscópicos viven en las profundidades del suelo, prosigue, y utilizan la energía almacenada en los enlaces químicos de compuestos inorgánicos como el sulfuro de hidrógeno o el hidrógeno para producir carbohidratos a partir del dióxido de carbono.

Los científicos determinaron que el planeta albergó una zona habitable de varios kilómetros de espesor, donde la radiólisis habría generado suficiente hidrógeno para soportar una comunidad de microbios durante cientos de millones de años, concluye el estudio.

 

Fuente: hispantv.com

Anuncios