Ayman Nasser, activista palestino de los derechos humanos, ha sido encarcelado indefinidamente por Israel sin que se haya presentado un juicio ni se hayan presentado cargos formales en su contra. Esta es una amarga ironía que es emblemática de la brutal dictadura militar impuesta por Israel en la Palestina ocupada, ya que Nasser es el coordinador legal de Addameer, un grupo de derechos humanos que se enfoca en promover los derechos de los prisioneros palestinos.

Un hombre que no buscó nada más que los derechos humanos básicos de los prisioneros se ha convertido en uno. Su futuro ahora es incierto.

Israel lo ha puesto bajo “detención administrativa”, su eufemismo de encarcelamiento sistémico sin cargos ni juicio por un período indefinido; no hay límite para la cantidad de veces que estas órdenes se pueden extender. La ley bajo la cual tales “detenciones” operan se remonta a la ocupación de Palestina por el Imperio Británico bajo un Mandato de la Liga de las Naciones. Significa que un oficial del ejército israelí, en coordinación con las agencias de espionaje israelíes, puede simplemente ordenar la detención de cualquier palestino. Es una prueba de la naturaleza del estado de apartheid israelí, que estas órdenes de internamiento están reservadas casi en su totalidad para su uso contra los palestinos, incluidos los que son ciudadanos israelíes.

Este es el mismo régimen que tiene el descaro de propagandizarse a sí mismo como la “única democracia en el Medio Oriente”. Nada más lejos de la verdad. Israel no es una democracia; es un régimen de apartheid que discrimina sistemáticamente a los palestinos simplemente por no ser judíos.

A principios de este mes, matones del ejército israelí irrumpieron en la casa de Nasser en medio de la noche, explicó Addameer. Su familia fue arrestada e interrogada, antes de que Nasser fuera secuestrado. Su defensa de los derechos humanos ha sido claramente efectiva y, como tal, las autoridades de ocupación israelíes lo consideran una amenaza para la continuación de su brutal dictadura militar.

Ha sido arrestado en múltiples ocasiones en el pasado, con los más frágiles pretextos. En al menos una de estas ocasiones, fue torturado por los matones que dirigen los “servicios de inteligencia” israelíes.

La verdad es que Israel considera que cualquier desafío a su régimen es ilegítimo, independientemente de los métodos que usan los palestinos y sus seguidores. Si bien la línea de típica de procedimiento de Israel es afirmar que solo apunta a “terroristas”, el ejemplo de Nasser y el de miles como él, desmienten tales afirmaciones.

El silencio de los medios de comunicación israelíes e internacionales sobre cómo Israel ha lanzado a Ayman Nasser a sus mazmorras sin siquiera el barniz más superficial de respeto por los derechos humanos es impactante, aunque no sorprendente. Él no es el único defensor de los derechos humanos encarcelado por Israel en pequeña revancha por atreverse a exigir los derechos humanos básicos para el pueblo palestino. Una serie entera del personal Addameer y partidarios han sido encarcelados por Israel sin cargos ni juicio de la misma manera. Varios permanecen en las mazmorras de Israel, incluidos miembros de la junta y legisladores de izquierda como la parlamentaria Khalida Jarrar, junto con el investigador de campo Salah Hamouri, un ciudadano francés que ha estado detenido israelí sin cargos ni juicio durante más de un año.

Addameer y Amnistía Internacional han emitido llamados urgentes a la acción para liberar a Nasser. Puede ayudar a la campaña para su liberación siguiendo el documento de orientación que Amnistía ha estado distribuyendo este mes. Los cursos de acción sugeridos por el grupo de derechos humanos incluyen enviar llamamientos a los ministros israelíes y al comandante del ejército israelí que está a cargo del régimen de ocupación en Cisjordania. El útil documento de Amnistía incluye sus datos de contacto.

Apelar a la mejor naturaleza de estas personas, por supuesto, casi seguro fracasará. Sin embargo, es bueno para ellos saber que todos sabemos lo que hacen. Sentirán la presión internacional para liberarlo.

#PalestinianLivesMatter

Israel debería verse obligado a poner fin de inmediato a su régimen de racismo y ocupación sistémica en Palestina. Los requisitos básicos de moralidad y justicia insisten en nada menos.

Un día, Palestina será liberada, y entonces te preguntarás, ¿qué hice para ayudar a los palestinos? ¿Ayudé a apoyar esta justa lucha por la libertad, la igualdad y el derecho al retorno? ¿O no hice nada? Apoye a Palestina hoy y ayude a poner fin a la ocupación israelí.

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Middle East Monitor.

 

Fuente: How ironic that a Palestinian has been jailed by Israel for advocating prisoners’ rights

Copyleft: Toda reproducción de este artículo debe contar con el enlace al original inglés y a la traducción de Palestinalibre.org

Fuente: Asa Winstanley, Middle East Monitor / Traducción: Palestinalibre.org

Anuncios