La joven activista, quien fuera puesta en libertad en julio tras pasar ocho meses en una prisión militar, quiere estudiar derecho internacional para llevar a los tribunales los crímenes cometidos por Israel y contribuir a la liberación de Palestina

La activista palestina Ahed Tamimi, de 17 años, afirmó el lunes en un acto celebrado en el Congreso de Diputados de Madrid que su pueblo está pagando las consecuencias del Holocausto y pidió un boicot contra el próximo festival de Eurovisión, cuya celebración está prevista en Israel, ya que, a su juicio, ese evento contribuye a consolidar el apartheid que sufre su gente y da alas a la política anexionista del Gobierno hebreo.

“Nosotros no tenemos la culpa del Holocausto y estamos pagando las consecuencias (…) Europa y los países europeos han ayudado y creado el Estado de Israel sobre territorio palestino”, enfatizó Ahed, quien está realizando una gira por España acompañada por sus padres, Nariman y Bassem, para pedir el apoyo del pueblo español a la causa palestina.

Ahed, que mañana, viernes, hará una visita oficial al Ayuntamiento de la capital y se entrevistará, si no hay cambios imprevistos, con la alcaldesa Manuela Carmena, agregó que planea estudiar derecho internacional para llevar a los tribunales a aquellas personas que han cometido crímenes contra su pueblo y contribuir a la liberación de Palestina.

En el acto, Ahed “la mujer que vale más que mil hombres” (como la llamó una vez la prensa internacional) pidió a los españoles que respalden la Campaña de Boicot Desinversiones y Sanciones (BDS) contra Israel, considerada por ella un instrumento de vital importancia. En su día Sudáfrica promovió una política similar para combatir el apartheid y la segregación.

En el acto estuvieron presentes, además de Nariman (madre) y Bassem (padre), el diputado Enric Bataller de Compromí; Antón Gómez Reino, portavoz de Marea en el Congreso y el embajador de Palestina en España, Musa Amer Odeh.

“Tamimi es un referente. Gracias a su lucha los problemas de Palestina se han colado en las casas españolas y esto nos tiene que servir a las instituciones para empujar a que se acabe con la ocupación”, subrayó, por su parte, Enric Bataller, quien ya viajó a Palestina con un grupo de diputados del Congreso, para conocer a la chica y a su familia, considerada por Israel la “oveja negra” de la Cisjordania ocupada.

Ahed fue detenida el pasado 19 de diciembre tras abofetear a un soldado israelí. Poco antes de la susodicha “agresión”, un militar hebreo disparó una bala de goma, a bocajarro en la cara, a un primo suyo de 14 años (Mohamed) quien a causa del impacto estuvo horas en coma y, tras ser intervenido quirúrgicamente, sufre una grave deformación craneal.

La joven activista fue puesta en libertad en julio tras pasar ocho meses en una prisión militar. Desde entonces intenta mantener “un perfil bajo” (aconsejada por sus padres) ya que Israel está a la espera de que de “un mal paso” para encerrarla de por vida, dictar contra ella “la cadena perpetua”.

El próximo domingo por la mañana (30 de septiembre) participará en un evento organizado por la Casa Palestina de Aragón (norte de España) y por la tarde viajará a Valladolid para continuar con su campaña de boicot a Israel.

La nueva Juana de Arco palestina inició su lucha contra la ocupación cuando sólo tenía once años, lo que le valió el prestigioso Premio al Valor Handala (Handala Courage Award) que Turquía concede a “héroes y heroínas”. Asimismo, ha despertado una gran admiración en el mundo árabe. En  Jordania (casa de más de tres millones de refugiados palestinos), el Gobierno le ha ofrecido una beca para que estudie derecho en Amán.

 

Fuente: Arjuna, Contrainformacion.es

Anuncios