La crisis entre ambos países ya no se limita al nivel exclusivamente económico y comercial.

Una reunión diplomática y de seguridad clave entre China y EE.UU. planeada para el próximo mes podría cancelarse debido a la crisis en las relaciones entre los dos países, informa Reuters citando fuentes conocedoras del asunto.

Dos fuentes diplomáticas basadas en Pekín familiarizadas con los planes dijeron que el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, y el secretario de Defensa, Jim Mattis, tenían previsto llegar a la capital china el mes próximo para participar en el Diálogo Diplomático y de Seguridad, que se celebró por primera vez el año pasado en Washington. El formato supone el reinicio de anteriores conversaciones de alto nivel bajo administraciones anteriores.

Sin embargo, ambas fuentes advirtieron que la celebración de esta reunión está actualmente en duda. “Hay mucha incertidumbre debido a la turbulencia en la relación”, dijo una de las fuentes.

Las tensiones entre las dos principales economías del mundo ya no se limitan únicamente al campo comercial con la imposición mutua de aranceles a las importaciones. Ahora el presidente de EE.UU., Donald Trump, acusa al gigante asiático de buscar interferir en las elecciones al Congreso, unos cargos que Pekín rechaza categóricamente. Según los funcionarios estadounidenses, estas acusaciones suponen “una nueva etapa en una campaña de Washington para presionar a China que va en aumento”.

Una de las fuentes afirma que Pekín quedó especialmente descontento tras las recientes sanciones estadounidenses contra el complejo industrial-militar de China como contrapartida por la compra de armas rusas, así como por el apoyo militar que Washington presta a Taiwán, considerado como una parte integral de China por Pekín.

 

Fuente: rt.com

Anuncios