Al menos cuatro palestinos murieron y 259 resultaron heridos por la represión israelí durante las protestas semanales en la Franja de Gaza por la Gran Marcha del Retorno, que continuaron hoy bajo el lema “Viernes de la Intifada por Al-Aqsa”.

Entre las víctimas figura Nayef al-Houm, de 14 años, y Iyad Khalil al-Sha’er, de 18, mientras entre los lesionados hay 47 personas que recibieron impactos con munición real. Hay dos casos reportados en estado crítico.

Según infirmaron testigos oculares, un dron  israelí fue derribado al este de Rafah.

El corresponsal de Al Mayadeen dijo que  aviones de combate  sionistas efectuaron una serie de redadas militares contra  sitios de la Resistencia, en el este de la Franja de Gaza.

Como cada viernes, los equipos médicos estaban alerta para hacer frente a cualquier violación por parte de las fuerzas de ocupación israelíes contra ciudadanos pacíficos en las zonas orientales de la Franja de Gaza.

Fawzi Barhoum, portavoz de Hamas, informó que la participación masiva en el Viernes de la Intifada por Al-Aqsa es un mensaje para todos aquellos que la amenazan y la asaltan. Las marchas  “no se retirarán, ni  se romperán”, subrayó.

La mezquita de Al-Aqsa es parte del complejo religioso de la Explanada de las Mezquitas de la ciudad santa de Jerusalén.

 

Fuente: almayadeen.net

Anuncios