Este fin de semana, la modelo iraquí Shimaa Qasim contó en una transmisión en vivo a sus 2,7 millones de seguidores de Instagram que está recibiendo amenazas de muerte. Entre lágrimas, la que fue Miss Irak en 2015 afirmó que en los mensajes le dicen que ella “es la siguiente”.

Estas amenazas se producen después de que el jueves pasado otra modelo iraquí, Tara Fares, que ganó el título de Miss Bagdad en 2015, fuera asesinada a balazos en la capital del país por unos desconocidos mientras se encontraba en su auto.

“¿Somos culpables de ser famosas y aparecer en los medios? Nos están masacrando como a gallinas”, afirmó Qasim, citada por Al Arabiya.

El asesinato de Fares tuvo lugar semanas después de que Suad al Ali, una conocida activista por los derechos de la mujer iraquí, también muriera tras ser disparada en su auto en la ciudad de Basora, al sur del país.

Asimismo, en agosto de este año, Rafeef al Yaseri, dueña de un centro de belleza, y Rasha al Hassan, otra experta de belleza propietaria de un salón en Bagdad, fueron halladas muertas en sus casas.

Estas misteriosas muertes están siendo investigadas por el Ministerio del Interior de Irak, pero las autoridades todavía no han determinado el móvil de los asesinatos. Algunos legisladores del país sugirieron que podría tratarse de crímenes perpetrados por fanáticos religiosos.

 

Fuente: rt.com

Anuncios