Un periodista crítico con la monarquía de los Al Saud ha desaparecido en Turquía tras visitar el consulado saudí en Estambul para recibir una documentación.

El periodista Yamal Jashoggi, columnista del diario estadounidense The Washington Post, acudió el martes a la sede consular y desde entonces no se sabe nada de él, lo que ha avivado los temores por su posible arresto por las autoridades saudíes.

Jashoggi es un exasesor del Gobierno saudí que se autoexilió en Estados Unidos el año pasado para evitar su posible detención, dadas sus críticas a la política adoptada por los Al Saud, en particular a la agresión militar saudí a Yemen.

El columnista ha publicado artículos de opinión en el mencionado diario en los que denuncia el miedo, la intimidación y las detenciones en Arabia Saudí de intelectuales que expresan opiniones y posturas contrarias a las de la familia reinante.

“No hemos podido contactar a Yamal hoy y estamos muy preocupados por dónde pueda estar. Estamos vigilando la situación de cerca, tratando de recabar más información”, ha dicho el periodista Eli Lopez, de la sección internacional de The Washington Post, mediante un comunicado.

En la nota, Lopez considera que si Jashoggi está siendo retenido por su trabajo como periodista se trataría de algo “injusto e indignante” que debería ser condenado y repudiado por la comunidad internacional.

El régimen de Riad sufre constantes críticas por violar los derechos humanos de sus ciudadanos y, sobre todo, de los activistas y los periodistas que critican su política.

El reino árabe tiene tras de sí un negro historial de ejecución de opositores (entre los que destaca el prominente sheij chií Nimr Baqer al-Nimr) y de uso de la tortura, razón por la que es muy condenado y criticado por grupos pro derechos humanos internacionales.

 

Fuente: hispantv.com

Anuncios