La organización consideró que  Arabia Saudita “debe proporcionar evidencias de que Khashoggi abandonó el consulado solo y que los agentes de Riad no lo detuvieron”.

El destacado opositor, quien es columnista del diario estadounidense The Washington Post, desapareció después de visitar el consulado de su país en Estambul el martes  para completar algunos documentos oficiales.

Khashoggi fue además editor en jefe del diario saudita al-Watan, así como del príncipe Turki Al-Faisal, exembajador en Estados Unidos.
El periodista abandonó su país bajo una estricta campaña oficial contra la libertad de prensa después de que Mohammed bin Salman fuera nombrado príncipe heredero.

 

Fuente: almayadeen.net

Anuncios