Los científicos que forman parte del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) prepararon un informe que explica cómo cambiará la Tierra si la temperatura aumenta 1,5 grados y cómo cambiará con 2 grados más.

Aunque el informe será publicado solo el 8 de octubre, las filtraciones de su borrador y las declaraciones de algunos expertos permiten conocer las principales conclusiones del estudio.

En los próximos 10 años varios Estados isleños corren el riesgo de hundirse bajo el agua si continúa el deshielo del Ártico.

Ya no es un secreto que desde la segunda mitad del siglo XIX la temperatura del aire aumentó entre 0,8 y 1,2 grados, provocando el deshielo de los glaciares y la subida del nivel de agua en los océanos. Los países isleños como Kiribati, Nauru, Tuvalu y las Islas Marshall, más que otros, están sufriendo las consecuencias del cambio climático.

Según el pronóstico de la Organización Meteorológica Mundial, si el nivel de agua en el Pacífico continúa aumentando, Kiribati será inhabitable en 30 o 60 años.

Si las emisiones de gases de efecto invernadero se mantienen al nivel actual, la atmósfera se calentará 1,5 grados, opinan los científicos del IPCC en el borrador que fue filtrado en los medios en junio.

En este borrador, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático analizó qué pasaría con el clima si la atmósfera se calienta 1,5 y 2 grados más a finales del siglo XXI.

Según los científicos, el segundo escenario puede contribuir a que las sequías, las olas de calor y las inundaciones sean más fuertes y ocurran con mayor frecuencia.

A su vez, el primer escenario reducirá las fuertes precipitaciones en algunas latitudes altas del hemisferio norte de nuestro planeta. Es decir, menos territorios serán afectados por las inundaciones. Asimismo, habrá menos probabilidades de que se produzcan sequías en regiones como el Mediterráneo y el sur de África.

Además, el primer escenario causará una menor reducción de los rendimientos agrícolas y la calidad nutricional y supondrá menos riesgo para la producción agrícola en el África subsahariana, el Sudeste Asiático, Centroamérica y el sur de Asia.

“Actualmente, los medios de comunicación escriben que el informe del IPCC será una bomba de información: que todo está perdido, que es imposible conseguir la meta de calentamiento de 1,5 grados —tal y como lo prevé el acuerdo de París-, que una catástrofe climática global que está amenazando al mundo”, aseguró a Sputnik Alexéi Kokorin, director del programa Clima y Energía del Fondo Mundial para la Naturaleza.

Según el interlocutor de Sputnik, que no considera que el calentamiento en 1,5 grados sea un punto de no retorno para nosotros, el IPCC siempre trata de evitar alarmar a las personas en sus informes.

 

Fuente: sputniknews.com

Anuncios