La ex vicepresidenta Baldetti fue declarada responsable de haber liderado un fraude millonario al Estado guatemalteco, por lo que un tribunal de Justicia le otorgó una condena de 15 años y seis meses de cárcel.

Roxana Baldetti una vez más está implicada en un caso de corrupción. La ex vicepresidenta de Guatemala fue condenada por un Tribunal este 9 de octubre luego de hallarla responsable de liderar un fraude millonario al Estado por la compra de un producto para limpiar un lago contaminado que resultó ser simplemente agua con sal y cloro. El caso fue conocido dentro del país como ‘Agua Mágica’.

El Tribunal encargado del caso hizo oficial la sentencia en la que Baldetti y otras 9 personas, entre ellas su hermano Mario, fueron condenadas a 15 años y seis meses de prisión, por participar en esta trama que fue desmantelada en 2016. Baldetti, quien fue la primera mujer en ocupar este cargo en 2012, fue culpada por los delitos de fraude, asociación ilícita y tráfico de influencias.

La mujer habría aprovechado su poder cuando ejercía como vicepresidenta para otorgar la concesión del contrato para la limpieza del lago Amatitlán por el valor de 17,96 millones de dólares a la empresa israelí M. Tarcic Engineering LTD. De este monto de dinero, el total defraudado y trasladado a otras cuentas tanto nacionales como internacionales fue de 2,96 millones de dólares, según las pesquisas.

CICIG: “la lucha contra la corrupción y la impunidad sí es posible”

Este no es el único caso en el que se relaciona a Baldetti con corrupción. El Ministerio Público y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) la implican también en la red “La Línea”, donde lideraba la trama de defraudación aduanera junto con el expresidente Otto Pérez Molina, quien ahora está bajo prisión preventiva.

Ante la decisión del tribunal el jefe de la CICIG, el colombiano Iván Velásquez, se refirió a la condena: “La lucha contra la corrupción y la impunidad sí es posible”, dijo el investigador.

Velásquez,  dirige desde el extranjero la comisión, luego de que el presidente guatemalteco Jimmy Morales le prohibiera en septiembre su ingreso al país alegando su injerencia en “asunto internos”.

Además de los ya citados casos, Baldetti, tiene una solicitud de extradición por parte de la Justicia estadounidense, que ella misma aceptó, por supuestamente haber recibido dinero y seguridad armada del cártel mexicano Los Zetas a cambio de dejar pasar droga por Guatemala y la única razón por la que el proceso de extradición a Estados Unidos no ha iniciado es que según la ley de Guatemala primero deben ser cerrados los procesos legales que aún permanecen abiertos dentro de este país.

Durante la primera sentencia realizada este 9 de octubre, Baldetti salió de la sala sin dar declaraciones. “No voy a hablar. No voy a hablar. Ya, déjenme”, fueron las palabras que la ex vicepresidenta dio a los medios de comunicación locales luego de la condena.

 

Por Tatiana Suarez

Fuente: france24.com

Anuncios