Valeria Espinoza se cansó de los papeles, las reuniones, las trabas y la burocracia y decidió contar su historia. No le quedaba otra, su tiempo y el de su hijo se agotan, entonces, con el corazón partido por la angustia, escribió en Facebook su descargo. Es una lucha desigual: ella, una mamá mendocina de un nene de 3 años que pelea contra el cáncer desde hace 9 meses, enfrente una obra social que, según denuncia Valeria, decidió darle la espalda.

Desde que a Enzo le diagnosticaron neuroblastoma, un tipo de cáncer que además había producido metástasis en el páncreas, huesos y médula ósea, comenzó el sufrimiento. Tanto por el duro tratamiento que debió afrontar el chiquito, que ya pasó por quimioterapia, una cirugía de extracción del tumor, un auto trasplante de médula ósea y radioterapia. Como por los obstáculos que Ospelsym, una obra social sindical que nuclea a los trabajadores del área de la limpieza, interpuso en su camino.

El conflicto, según denunció la madre, se presentó hace unas semanas cuando la médica oncóloga del niño solicitó una droga destinada a bloquear la formación de nuevos tumores, que debe aplicarse en los 120 días posteriores a realizar el trasplante de médula para que tenga el efecto deseado. Según relató Valeria, la obra social no quiere hacerse cargo de ese tratamiento porque es muy costoso. “El médico auditor dijo que la obra social entraría en quiebra”, explicó esta mamá que se encuentra desesperada ya que: “La inmunoterapia que Enzo necesita es vital para que pueda vivir”. 

El 26 de octubre es la fecha límite para administrarle la droga al pequeño y a Valeria no le quedan más opciones. Sin embargo, esta mamá no se resignó y salió a pelear con las armas que tenía a mano. En Facebook contó su historia y la batalla se convirtió en viral.

Una medida judicial a la que la empresa no responde

“Les pido a las personas que me conocen y a los que no, que me ayuden a compartir y difundir, siempre con respeto pero tomando conciencia que mas allá del dinero hay una vida de por medio y que es vital para Enzo que él pueda terminar su tratamiento”, rogó Valeria en las redes y explicó que la empresa intenta estirar los plazos: “Ante la negativa y la evidente intención de dilatar el tratamiento de Enzo hemos decidido difundirlo en los medios”.

Según publicó el diario Los Andesel juez de la causa estableció que la obra social debe cubrir el medicamento, pero aún así, no hubo respuesta de parte de la institución de salud. 

Jorge Calorio, abogado de la familia, explicó que el costo de la medicación es de 7 millones de pesos y aseguró que “hasta el momento no consta en el expediente que se haya comenzado con el trámite de importación. Pedimos al juez que imponga una multa de $ 50 mil por día hasta que tomen las medidas pertinentes”.

En tanto, el doctor Julio Spadaro, uno de los abogados de la obra social, aseguró que “se está buscando por todos los medios posibles para que se presente el Estado como garante de salud para importar la droga. Se están haciendo las diligencias con distintas instituciones estatales como la Anmat, la Superintendencia de Servicios de Salud, la Secretaría de Salud de la Nación para contribuir a cubrir el medicamento”.

 

Fuente: clarin.com

Anuncios