Riad advirtió que respondería a las eventuales sanciones de Washington y Londres por el caso de Jamal Khashoggi, el periodista opositor saudí desaparecido en Estambul.

“El reino declara total su rechazo total a cualquier amenaza e intentos de socavarle, ya sea a través de sanciones económicas, presiones políticas o repetidas acusaciones falsas”, dijo un alto cargo del reino citado por la agencia oficial SPA.

El funcionario dejó claro que “el reino responderá a cualquier acción con otra, todavía mayor”.

Khashoggi, columnista del periódico estadounidense The Washington Post y que desde 2017 vivía en EEUU, fue dado por desaparecido el 2 de octubre.

El periodista fue grabado por las cámaras entrando al consulado saudí en Estambul.

Según su pareja, una ciudadana turca con la que iba a casarse, Khashoggi fue invitado al consulado para obtener los papeles necesarios para contraer el matrimonio, mientras que ella se quedó fuera del edificio esperándole.

Riad asegura que Khashoggi desapareció después de abandonar el consulado y su legación diplomática coopera con las autoridades turcas para arrojar luz sobre las circunstancias de la desaparición del periodista; las cámaras de vigilancia supuestamente no funcionaban aquel día.

Sin embargo, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, restó credibilidad a las explicaciones de Riad.

Turquía cuenta con el permiso de Arabia Saudí para registrar el consulado, además los dos países acordaron crear un grupo de trabajo conjunto para investigar el caso.

Según The Washington Post, funcionarios de Turquía enseñaron a sus colegas de EEUU grabaciones de audio y vídeo que demuestran que Khashoggi fue asesinado en el consulado saudí en Estambul.

De acuerdo con las fuentes del diario, el periodista fue torturado y supuestamente descuartizado.

La desaparición del columnista de The Washington Post desató una oleada de críticas contra Riad en EEUU.

El presidente del comité de relaciones internacionales del Senado, Bob Corker, exigió el jueves una investigación y afirmó que Washington debe imponer sanciones a funcionarios saudíes si se confirma su implicación en lo ocurrido.

Otros congresistas llamaron a Trump a congelar las ventas de armas a Arabia Saudí y cesar el apoyo a la coalición árabe que actúa en Yemen.

Además, varios personajes destacados y empresas de EEUU han cancelado su participación en la futura conferencia Future Investment Initiative (FII), el llamado “Davos del desierto”, programada para los 23-25 de octubre en Riad.

 

Fuente: sputniknews.com

Anuncios