Bután, país ubicado entre la India y China con una población de unos 800.000 habitantes, aboga por la protección del medio ambiente y es el único país en todo el mundo que absorbe tres veces más dióxido de carbono del que produce. Entre las medidas que adoptan las autoridades locales para preservar la naturaleza y parar el cambio climático están el control de la tala y la importación de bosques, la limitación del volumen del turismo, así como el desarrollo del transporte eléctrico.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Fuente: rt.com

Anuncios