El diputado y candidato a las elecciones parlamentarias de este sábado Abdul Jabar Qahraman, calificado por los talibanes como “el general comunista”, murió hoy (17.10.2018) en un atentado con bomba que causó además otros tres muertos y siete heridos.

La explosión se produjo hacia las 9.30 hora local (5.00 GMT), en Lashkargah, capital de la provincia de Helmand, en el cuartel general de campaña del candidato en el sur de Afganistán, afirmó el portavoz del gobernador provincial, Omar Zwak, a la agencia de noticias EFE.

“Desafortunadamente el candidato a las elecciones parlamentarias, Abdul Jabar Qahraman, perdió la vida debido a las graves heridas pocos minutos después de la explosión (…) Los otros siete heridos se encuentran en estado crítico”, explicó Zwak.

El portavoz aclaró que están todavía “investigando el tipo de explosión”, al desconocer todavía si se trató de un atentado suicida o si la bomba fue activada por control remoto o un temporizador.

El presidente afgano, Ashraf Ghani, confirmó en un comunicado la muerte del candidato, al que calificó de “un hijo verdadero, honesto y valiente de Afganistán, que siempre buscó la prosperidad de la nación y el desarrollo del país”.

El portavoz talibán Qari Yusuf Ahmadi reivindicó la autoría del atentado en un mensaje en su cuenta oficial de Twitter, en el que se congratuló de que “hace un momento, el famoso general comunista, Abdul Jabar Qahraman, murió con tres importantes consejeros en una explosión”.

Ahmadi aseguró además que otros seis guardaespaldas resultaron heridos y la oficina de campaña “destruida”.

Qahraman era diputado por la Cámara Baja del Parlamento afgano y se había presentado a la reelección en las cruciales elecciones parlamentarias de este fin de semana.

Diez candidatos han muerto durante el proceso electoral previo a unos comicios que se celebran con tres años de retraso por motivos logísticos y de seguridad.

La víctima había servido como general durante la invasión soviética en Afganistán en la década de 1980, motivo por el que era conocido por los talibanes como el “general comunista”.

Más de 2.500 candidatos se han postulado para los 249 escaños del Parlamento afgano, unas elecciones convocadas para el próximo 20 de octubre, calificadas por los insurgentes como un “falso” proceso dirigido a legitimar la presencia de las tropas internacionales en Afganistán.

El gobierno afgano desplegó 54.000 soldados para garantizar la seguridad de las urnas. Sin embargo, 2.384 de los 7.384 colegios electorales en zonas bajo el control talibán permanecerán cerrados el día de las elecciones, informó la comisión electoral afgana.

 

Fuente: dw.com

Anuncios