Una delegación iraní visitó Nueva Delhi la semana pasada. Tanto el lado iraní como el indio han decidido redoblar sus esfuerzos para finalizar la construcción del puerto de Chabahar.

Según los funcionarios indios, la finalización del proyecto se retrasó debido a las sanciones de EEUU. “Se han hecho esfuerzos para establecer un mecanismo de pago apropiado para el puerto estratégico de Chabahar a través de los canales bancarios de ambos países”, dijeron.

El puerto de Chabahar es el mejor punto de acceso de Irán al Océano Índico. Es muy importante para su desarrollo hacia el este. Él servirá para aumentar el tránsito en el norte del Océano Índico y Asia Central.

El proyecto del puerto de Chabahar es un éxito para las relaciones Irán-India, ya que debe facilitar la exportación de productos indios a través del mismo. El puerto, ubicado en la provincia de Sistan y Baluchistán, en la costa sur de Irán, promoverá el comercio entre India, Afganistán e Irán. Del mismo modo, el puerto proporcionará a India acceso a Asia Central, Afganistán y Europa.

India ha prometido invertir un total de 500 millones para el proyecto de desarrollo del puerto de Chabahar. La primera fase del proyecto se inauguró en diciembre de 2017, en presencia del presidente iraní Hassan Rohani y representantes de la India y algunos otros países de la región.

Irán y Afganistán anunciaron la creación de un corredor de transporte internacional y el primer convoy de trigo de India se ha enviado ya desde el puerto de Chabahar a Afganistán.

En los últimos años, India ha sido un socio comercial y económico privilegiado de Irán. Los dos países llevan a cabo una amplia cooperación en los campos de las telecomunicaciones y petróleo. Nueva Delhi siempre ha apoyado a Teherán y ha anunciado que seguirá importando petróleo de Irán pese a las sanciones de EEUU contra ese país.

 

Fuente: almanar.com.lb

Anuncios