El diario con el que colaboraba el periodista saudita desaparecido reveló el último escrito del comunicador. Khashoggi reflexiona sobre la libertad de prensa en el mundo árabe.

Un día después de que Jamal Khashoggi fuera visto por última vez en el consulado de Arabia Saudita en Estambul, el ‘Washington Post’ recibió la última columna del periodista. Cuenta Karen Attiah, editora de Opinión Global, que habían esperado hasta ahora para dar a conocer este artículo, con la esperanza de que Jamal volviera. Expresa que “eso no va a ocurrir”.

Se titula: ‘Lo que más necesita el mundo árabe es libertad de expresión’. Ahí Khashoggi escribe sobre las dificultades que pasa la prensa en su región, pese a la ola de optimismo que se desató tras la primavera árabe en 2011.

“Esperaban emanciparse de la hegemonía de sus Gobiernos y las constantes intervenciones y censura en la información. Esas expectativas se rompieron rápidamente”, dice el periodista saudita.

Los Ejecutivos de los países árabes continúan silenciando a los medios, reflexiona Khashoggi. Lo ideal, cuenta, es que los ciudadanos de esta parte del planeta puedan estar al tanto de lo que ocurre fuera de sus fronteras para un mejor entendimiento de lo que ocurre en su comunidad.

De ahí la importancia de que haya un medio árabe con libertad para que esta población “sea capaz de abordar los problemas estructurales que enfrenta su sociedad”.

Precisamente el trabajo de Jamal Khashoggi era conocido por ser crítico con el reino saudita. Para la editora Attiah, “aparentemente dio la vida” por la libertad que profesaba.

Una investigación que avanza con pocos resultados

La policía turca y expertos forenses continúan con las pesquisas para determinar qué ocurrió con el comunicador. Este miércoles 17 de octubre revisaron la residencia del cónsul de Arabia Saudita en Estambul y volvieron a indagar en el consulado.

Mientras varias teorías sobre la muerte del comunicador saudita circulan, el presidente de Estados Unidos, aliado tradicional del Reino, declaró que quiere “averiguar qué está pasando” y pidió pruebas de audio y video a las autoridades turcas. Según el mandatario estadounidense, “al final de la semana probablemente” sabrán lo que ocurrió realmente.

 

Fuente: france24.com

Anuncios