“Sentimos que será muy difícil para los EE.UU. avanzar en nuestra relación bilateral hasta que Assange sea entregado a las autoridades correspondientes”, dicen en una carta dirigida a Lenín Moreno.

Dos congresistas estadounidenses enviaron una carta al presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, para solicitarle que el fundador de WikileaksJulian Assangesea removido de la Embajada de Ecuador en Londres, donde se encuentra desde 2012, y entregado “ante la Justicia”, como condición para avanzar en la “relación bilateral” con EE.UU.

En la misiva, firmada por los congresistas del Comité de Asuntos Externos Eliot Engel e Ileana Ros-Lehtinen, los legisladores reconocen “el progreso significativo” que ha hecho la Administración de Moreno con el Gobierno estadounidense “desde que asumió el cargo”, al mismo tiempo que señalan que están “ansiosos por avanzar en la colaboración” en una amplia gama de temas, incluyendo la cooperación económica y el posible retorno de una misión de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) al Ecuador, agencia que fue expulsada en 2014 del país suramericano.

Sin embargo, para que esto sea posible, puntualizan que antes debe ser resuelto el tema de Assange.

Los congresistas manifiestan su “preocupación” por la continuidad de Assange en la sede diplomática, por habérsele otorgado “la ciudadanía ecuatoriana el año pasado” y porque el Gobierno ecuatoriano “restauró” recientemente el acceso a Internet al periodista de origen australiano.

“Reconocemos plenamente que este es un problema que su Administración no creó”, dicen los congresistas en la carta, señalando que tienen “la esperanza de desarrollar relaciones más cálidas con su Gobierno, pero sentimos que será muy difícil para los EE.UU. avanzar en nuestra relación bilateral hasta que Assange sea entregado a las autoridades correspondientes“.

“Gracias por su atención a este problema crítico“, enfatizan.

Violación de derechos

Este viernes se conoció que Assange demandará al Gobierno de Ecuador por violar sus derechos y libertades fundamentales, luego que se elaborara un protocolo especial para condicionar la permanencia del australiano en la sede diplomática.

Además, este mismo viernes, el jurista español Baltasar Garzón, integrante de la defensa de Assange, junto al abogado ecuatoriano Carlos Poveda, impuso ante la Justicia de Ecuador una acción de protección contra el “aislamiento” en que se encuentra el periodista.

“Más allá de una confrontación con el Estado ecuatoriano, evidentemente es que se reivindiquen determinados derechos y restricciones que lamentablemente están vigentes ya en contra de Julian Assange”, dijo Poveda, en declaraciones a Radio Sonorama.

 

Fuente: rt.com

Anuncios