Arabia Saudita dice que el periodista murió en una “acalorada pelea” en el consulado de Estambul

Durante de más de dos semanas, Arabia Saudita repitió la misma versión: que Jamal Khashoggi, el periodista desparecido en su consulado en Estambul el pasado 2 de octubre, se había ido tras realizar unos trámites.

Este viernes, finalmente, admitió que había muerto allí, eso sí, durante una “acalorada pelea”.

En una mensaje televisado, el gobierno saudita indicó que una investigación inicial realizada por el fiscal general sugiere que Khashoggi se encontraba en “conversaciones” en el consulado cuando estalló una pelea que tuvo un desenlace fatal.

Las autoridades turcas, que han liderado las denuncias e investigaciones del caso, aseguran que el periodista fue asesinado y desmembrado dentro del consulado por unos 15 agentes sauditas que volaron expresamente a Turquía para reunirse con él.

Según el comunicado saudita, el rey Salmán bin Abdulaziz despidió al jefe de inteligencia adjunto, Ahmed al-Assiri, así como a Saud al-Qahtani, asistente principal del príncipe heredero Mohammed bin Salman.

Otros tres funcionarios también perdieron sus puestos y 18 sospechosos fueron detenidos.

El gobierno saudita anunció, además, que estableció una comisión que investigará lo sucedido y que estará integrada por funcionarios de seguridad nacional, el ministerio de Relaciones Exteriores y el ministerio del Interior.

El rey saudita ordenó también la formación de un comité ministerial para reestructurar los servicios de inteligencia, encabezado por el príncipe heredero, que ya tiene el control de la mayoría de los poderes del país.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, envió esta semana a Riad a su secretario de Estado, Mike Pompeo, para reunirse con el rey saudita y obtener información sobre el caso.

En una serie de tuits, el mandatario adelantó que el periodista podría estar muerto y prometió “severas sanciones” en caso de que se confirmara la implicación del gobierno saudita.

¿Quién era Jamal Khashoggi?

Khashoggi, de 59 años, vivía en un exilio autoimpuesto en Estados Unidos,debido a su postura crítica con el gobierno de su país y con la participación saudita en la guerra de Yemen.

Trabajaba como columnista para The Washington Post y fue antes editor del diario Al Watan y de una cadena de noticias saudita.

Durante años fue percibido como alguien cercano a la familia real e incluso llegó a ser consejero de oficiales de alto rango.

Después de que varios de sus amigos fueran arrestados durante las purgas iniciadas por bin Salman, su columna en el diario al-Hayat fue cancelada y hay reportes de que recibió avisos de que no siguiera tuiteando.

“He dejado mi casa, mi familia y mi trabajo, y estoy levantando la vozNo hacerlo sería traicionar a aquellos que languidecen en la cárcel. Yo puedo hablar mientras que tantos otro no pueden”, escribió en septiembre de 2017.

¿Cómo despareció?

Khashoggi acudió el pasado 2 de octubre al consulado saudita en Estambul para obtener un documento de certificación del divorcio de su exmujer para poder casarse con su prometida turca, Hatice Cengiz.

Arabia Saudita aseguró al principio que había salido de sus oficinas tras terminar los trámites, pero Cengiz denunció que esperó fuera del consulado durante 11 horas, pero su novio nunca apareció.

La novia asegura que, antes de entrar, Khashoggi le había pedido que llamara a un consejero del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, si no volvía.

¿Por qué Turquía asegura que fue asesinado?

Turquía alega que tiene grabaciones de audio y video que muestran que Khashoggi fue asesinado por un equipo de agentes saudíes, aunque no ha probado su existencia.

Medios locales vinculados con el gobierno de Ankara han publicado en los últimos días escabrosos detalles de las presuntas grabaciones, como gritos durante la interrogación y supuesta tortura Khashoggi.

Los reportes turcos indican que los presuntos 15 agentes saudíes (entre los que se encontraba un médico especializado en autopsias) volaron y salieron de Estambul el día de la desaparición y que portaban una sierra para huesos.

¿Cuál ha sido la reacción tras el anuncio?

En un comunicado publicado poco después de la noticia, la Casa Blanca aseguró sentirse “profundamente entristecida” y expresó sus “profundas condolencias” a los familiares del periodista.

“Continuaremos siguiendo las investigaciones internacionales sobre este trágico incidente y abogaremos por una justicia que sea oportuna, transparente y de acuerdo con el debido proceso”, indica el texto.

Aunque Trump amenazó el jueves con sanciones “severas” al gobierno de Riad, afirmó también que no estaba de acuerdo con que Arabia Saudita fuera tratada como “culpable hasta que se demuestre su inocencia”.

Precisó, además, que no cancelaría contratos militares con ese país porque no quería “dañar” el empleo.

El senador estadounidense Lindsey Graham (republicano) mostró en Twitter su escepticismo ante el informe sobre la muerte del periodista y consideró difícil de creer la explicación saudita.

“Primero nos dijeron que Khashoggi supuestamente abandonó el consulado y hubo un rechazo general de cualquier participación saudita. Ahora, se desata una pelea y él es asesinado en el consulado, todo esto sin el conocimiento del príncipe heredero”, cuestionó.

El incidente ya ha causado una considerable tensión entre Arabia Saudita y sus aliados occidentales.

Varios políticos se retiraron de una conferencia de inversión programada para la próxima semana en el país, entre ellos, el secretario del Tesoro estadounidense; un importante revés para el príncipe heredero, que busca en ese evento apoyo para su programa de reformas.

 

Fuente: bbc.com

Anuncios