Te presentamos a Gabbie, chatbot de Facebook Messenger que ayuda a los filipinos denunciar incidentes de agresión o acoso sexual. Gabbie es un proyecto creado por Gabriela, grupo de mujeres de Filipinas.

Más de 10 000, entre 15 y 49 años, experimentaron varias formas de abuso físico y sexual en el año 2012. La policía registró más de 23 000 casos de mujeres que sufrieron heridas físicas, y 1897 casos de violación durante el mismo periodo, según la información obtenida por una encuesta de 2013 realizada por la Autoridad de Estadísticas de Filipinas.

Através de Gabbie, Gabriela espera, educar a las víctimas y alentarlas a denunciar a las autoridades la violencia que sufren.

Así es cómo funciona Gabbie: cuando una persona envía un mensaje, se le pregunta si es víctima de agresión o acoso, o simplemente si desea conocer más información sobre la violencia sexual. Gabbie está programada con información concerniente a las leyes de Filipinas que tratan sobre la violencia contra la mujer.

Si el usuario desea interponer una demanda contra su acosador, Gabbie realizará varias preguntas sobre el incidente y las respuestas serán compiladas en un formulario que el usuario puede descargar y presentar a los abogados, al departamento de Recursos Humanos o a las agencias gubernamentales. Existe también la opción de enviar la demanda a Gabriela.

En Facebook, la usuaria Lovely Ramos puso a prueba la herramienta y descubrió que es educativa y fácil de usar. Las imágenes a continuación son capturas de pantalla que realizó cuando le envió un mensaje a Gabbie.

Texto de la imagen: Lamento escucharlo. ¿Qué acoso experimentaste? Acoso de parte de un extraño, amigos, miembros de familia. Actos lascivos. Los actos de lascivia, como el roce injustificado de las partes corporales privadas de una persona o cualquier roce que provoque incomodidad, infringen la ley 7610 y es penado por la ley. Si lo deseas, puedo ayudarte a presentar una demanda contra tu agresor. No obstante, necesitaré algo de información personal. No te preocupes –yo acato completamente la ley 10173, también conocida como la ley de provacidad de la información, para asegurar que la información confidencial que vas a dar nunca se difunda al público. Ten por seguro que todo lo que me digas permanecerá protegido.

En la conversación que sostuve con Joms Salvador de Gabriela, a través del correo electrónico, describió cómo Gabbie contribuye en su campaña de proporcionar servicios a las víctimas de acoso sexual:

Gabbie ofrece a las víctimas de acoso sexual una plataforma adicional para que entren en contacto con Gabriela, y a nosotros para responder a situaciones específicas, donde por ejemplo… Facebook es más accesible o conveniente comparado con la asesoría vía teléfono o frente a frente. Gabbie sirve también como complemento de nuestros servicios directos para un creciente número de víctimas, incluso cuando nos topamos con un número limitado de personal y voluntarios.

Salvador añadió que el propósito de Gabbie es también llegar a los estudiantes y demás usuarios jóvenes de internet:

Gabbie tiene casi un año ya, pero aún tiene bastante potencial para seguir expandiendo nuestros servicios a las víctimas de acoso sexual, y educar al público sobre los derechos de las mujeres. Albergamos la esperanza que, por medio de Gabbie, podamos llegar a más muchachas, que estadísticamente son el segmento de la población femenina más vulnerable a este tipo de acoso, y que están más expuestas a los medios digitales.

Desde su lanzamiento, en noviembre de 2017, Gabbie ha aparecido en varios reportajes y ha sido promocionada en las escuelas, ayuntamientos y estaciones de tren.

Gabriela pretende también convertir a Gabbie en una plataforma multilingüe –hasta ahora, solo usa el inglés. También, planea promocionarla entre los trabajadores filipinos que se encuentra en el extranjero:

Si pudiéramos mejorar el programa de Gabbie, tendría también el potencial de llegar a un creciente número de trabajadores filipinos en el extranjero, que quizá también experimentan acoso sexual y estén buscando más información.

Cerca de 12 millones de filipinos viven y trabajan fuera del país.

A pesar de que esta herramienta facilita a los filipinos encontrar información sobre el acoso y agresión sexual en línea, también provoca inquietudes con respecto a la privacidad y seguridad. Gabbie fue diseñada para acatar las leyes de privacidad de información del país, y realiza todos los esfuerzos para proteger los datos que el usuario brinda. No obstante, la protección de los datos del usuario todavía depende de la infraestructura digital de la aplicación de Facebook Messenger, y de las prácticas generales de administración y almacenamiento de información de Facebook.

En ocasiones múltiples, se ha acusado a Facebook de poner en riesgo la información de sus usuarios. El caso más reciente fue a finales de septiembre de 2018, cuando la compañía reveló que por lo menos 50 millones de cuentas quedaron vulnerables debido a un error técnico, que permitió a los agresores acceder a toda la información de los usuarios, incluidas posiblemente las conversaciones privadas, como las que ofrece Gabbie. En abril de 2018, la información personal de por lo menos 1,8 millones de filipinos pudo haber estado comprometida como parte del escándalo de abuso de información de Cambridge Analytica. Es más, la Comisión Nacional de Privacidad de Filipinas envió una carta dirigida a Facebook poco tiempo después, en la que exigió transparencia y cooperación en la investigación sobre la divulgación no autorizada de información personal de los usuarios de Facebook filipinos.

Aún así, Facebook continúa siendo la aplicación de mensajería más popular en el país, y esto convierte a Gabbie en un enfoque efectivo, aunque imperfecto, para dar a conocer cómo superar el acoso y la agresión sexual. A medida que se aproxima el primer aniversario de Gabbie, Gabriela debería buscar también medidas más seguras y más fuertes a fin de proteger mejor la privacidad de sus usuarios, y al mismo tiempo, maximizar su popularidad y alcance.

 

Por Mong Palatani

Traducción: Andrea González

Fuente: globalvoices.org

Anuncios