Desde Pekín han calificado de “maliciosas e ignorantes” las últimas declaraciones del secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, que aprovechó su reciente gira por América Latina para intentar disuadir a los países de la región de que busquen inversiones chinas.

“Mientras buscaba el compromiso de la región promocionando la buena voluntad de EE.UU., Pompeo no dudó en apuñalar a China por la espalda, advirtiendo a Panamá y otras naciones sobre [los riesgos de] aceptar préstamos de China bajo la iniciativa del del Cinturón y la Ruta de la Seda”, reza un artículo editorial del diario estatal China Daily.

En concreto, Pompeo acusó a Pekín de utilizar esa iniciativa para instigar la caída de varias naciones en trampas de deuda de las que difícilmente se puedan librar. “Cuando [los chinos] aparecen con ofertas que parecen demasiado buenas para ser verdad, a menudo es el caso que, de hecho, lo son [demasiado buenas para ser verdad]”, aseveró el diplomático en Ciudad de México.

“Las vicisitudes entre EE.UU. y varios países de América Latina muestran que la única superpotencia del mundo continúa tratando a los países de la región como sus súbditos sin el debido respeto a su soberanía y derechos e intereses legítimos”, asevera el diario chino, calificando el “mensaje no disimulado” de Washington como una muestra de su actitud “condescendiente e intimidatoria” en la región.

La iniciativa del Cinturón y Ruta de la Seda es un enorme proyecto comercial diseñado por China que pretende conectar Europa, Asia del Sur y Oriental, Asia Central, Oriente Medio y también América Latina. Además de construir nuevas infraestructuras y crear las condiciones necesarias para permitir que los negocios locales crezcan, también se espera que esto ayude a que el número de turistas aumente.

 

Fuente: rt.com

Anuncios