Encapuchados, los manifestantes atacaron a los efectivos policiales con explosivos caseros y pirotecnia, tal como ocurrió durante el debate por la reforma previsional en diciembre de 2017.

Otra protesta, pero idéntico escenario. Tal como ocurrió en diciembre pasado durante los incidentes por la reforma previsional, los manifestantes -esta vez encapuchados- volvieron a utilizar morteros para atacar a la Policía en las inmediaciones del Congreso, durante el debate por el Presupuesto.

Además de arrojar piedras, incendiar contenedores  y derribar las vallas, un grupo de manifestantes disparó este miércoles explosivos caseros y pirotecnia contra los efectivos que rodeaban el Parlamento.

La escena, también en la Plaza de los Dos Congresos, fue un calco de lo ocurrido en diciembre de 2017, cuando algunos militantes utilizaron un mortero similar para interrumpir la sesión por la reforma previsional, que se terminó aprobando.

En aquella protesta, el militante Sebastián Romero, un ex candidato del Partido Obrero, fue captado por las cámaras de televisión disparando una especie de “bazuca” contra las fuerzas de seguridad. Desde entonces, Romero está prófugo.

“Estoy siendo perseguido como si fuera un terrorista porque fui parte de los miles que el 18 de diciembre resistimos en las calles contra el robo que estaban haciéndole a los jubilados en el Congreso. A pesar de que votaron la Previsional, ese día le paramos la mano a la Reforma Laboral y eso no lo perdonan”, escribió en su cuenta de Facebook desde la clandestinidad.

Por este motivo, el juez federal Sergio Torres ordenó la captura internacional del militante, mientras que el Gobierno nacional ofreció un millón de pesos para aquel que aporte datos sobre su paradero.

Quienes sí fueron detenidos son los militantes César Arakaki y Daniel Ruiz, que aparecen en otras imágenes lanzando bombas de estruendo con un mortero casero, también frente al Congreso.

 

Fuentes: clarin.com / tn.com.ar / Canal 9

Anuncios