Medio centenar de palestinos atacaron con piedras y pirotecnia a los militares, que hacían una redada en busca de armas en la zona norte de Cisjordania. Los israelíes respondieron con gases lacrimógenos y fuego real.

Fuerzas israelíes mataron a un palestino de 21 años el miércoles (24.10.2018) durante un enfrentamiento en Tamun, en el norte de Cisjordania, según informaron los servicios médicos palestinos, que hablan también de otros heridos de bala. La agencia palestina Wafa cifra estos en al menos diez. El Ejército israelí confirmó que llevaba a cabo una operación en dicha aldea para buscar armas ilegales y admitió haber usado fuego real cuando alrededor de medio centenar de palestinos atacó a los soldados con piedras y fuegos artificiales.

“Las tropas respondieron con medios antidisturbios y fuego real para dispersar a los atacantes”, afirmaron fuentes militares, agregando que se localizaron dos armas “improvisadas” ilegales durante las búsquedas. En la operación se detuvo a 16 personas como sospechosas de estar involucradas en “actividades terroristas, terrorismo popular y protestas violentas” y fueron interrogadas. El fallecido fue identificado como Mohamed Saad Bisharat, de 21 años, y recibió un disparo en el pecho, según Wafa, mientras la radio israelí aseguró que fue trasladado a un hospital donde murió poco después.

El incidente se produce cuando las fuerzas israelíes continúan una persecución durante más de dos semanas para un palestino sospechoso de disparar y matar a dos israelíes en una zona industrial de Cisjordania. Además, la pasada noche, soldados israelíes apostados en la localidad de Halhul, al norte de Hebrón, en la Cisjordania ocupada, dispararon fuego real contra lo que creyeron habían sido disparos contra ellos, sin causar heridos.  “Una investigación preliminar apunta que no se disparó contra las tropas”, dijo el Ejército, que añadió que el incidente será investigado con más detalle.

 

Con información de dw.com

Anuncios