La Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (Adepa) condenó la censura impuesta sobre los medios de prensa por el juez de garantías de Avellaneda Luis Carzoglio, en el marco de una causa contra Pablo Moyano.

Para Adepa, la resolución del magistrado “configura un grave retroceso para la vigencia de las libertades constitucionales de expresión e información en nuestro sistema político republicano”. El personaje sobre el que los medios no pueden hablar es clave en la investigación.

A través de un comunicado, la entidad periodística recordó los principios del Acta de Chapultepec, un acuerdo que realizó en 1945 la Sociedad Interamericana de Prensa: “No hay personas ni sociedades libres sin libertad de expresión y de prensa. No es una concesión de las autoridades; es un derecho del pueblo” y “la censura previa y la creación de obstáculos al libre flujo informativo o al ejercicio y movilización del periodista se oponen a la libertad de prensa”.

“Imponer la censura y consecuente desinformación de la ciudadanía sobre temas de importancia institucional, implica propiciar la ignorancia del pueblo, fomentar la impunidad y cercenar la libertad de expresión, que es la base de todo sistema democrático constitucional y de su Estado de Derecho”, señaló Adepa, en referencia a los artículos 14 y 32 la Constitución Nacional argentina.

La censura que intenta aplicar Carzoglio tiene el objeto de que medios argentinos no publiquen texto, imágenes o videos sobre Roberto “Polaco” Petrov.

 

Anuncios