Minutos después de conocerse este jueves un nuevo afectado en la ola de envíos de bombas por correo a figuras de alto perfil en EEUU, el presidente Donald Trump volvió a cargar contra los medios de comunicación, a quienes acusó de instigar un clima de ira en la sociedad norteamericana.

Una buena parte de la Ira que vemos hoy en nuestra sociedad es causada por los reportajes falsos e intencionalmente incorrectos de los medios masivos, a los que me refiero como Fake News. Se ha vuelto tan malo y odioso que es indescriptible. Los medios masivos deben corregirse, RÁPIDO”, escribió Trump en su Twitter.

Su mensaje fue publicado poco después de conocerse el envío de un artefacto explosivo dirigido al actor Robert de Niro en Nueva York.

El miércoles, el mandatario ya se había dirigido a las empresas periodísticas, criticando nuevamente su cobertura política. “Los medios de comunicación tienen la responsabilidad de marcar un tono civilizado y detener la interminable hostilidad y los constantes ataques y noticias negativas y a veces falsas“, dijo Trump al inicio de un mitin en Wisconsin. Además, indicó que “los que participan de la arena política deben dejar de tratar a sus oponentes como deficientes morales” y pidió mayor “responsabilidad” para dirigirse hacia los oponentes políticos.

Por ahora, todos los envíos han sido dirigido a figuras públicas o entidades que han mostrado una postura crítica con el mandatario. La policía no ha reportado la existencia de algún sospechoso en la investigación, pero se cree que los envíos están vinculados entre sí, ya que los artefactos presentaron características similares.

La misteriosa ola comenzó el lunes, cuando se detectó un paquete sospechoso en la casa del magnate George Soros. El envío fue detonado por la policía. La noche del martes, el Servicio Secreto interceptó un paquete destinado a Barack Obama y horas después halló uno parecido dirigido a la casa de Bill y Hillary Clinton. También el miércoles, la cadena CNN fue evacuada por la llegada de un envío con el nombre de Ian Bremmer, ex director de la CIA.

También fueron afectadas las oficinas del ex fiscal general bajo el mandato de Obama, Eric Holder, la congresista demócrata Maxine Waters y Joe Biden.

 

(Con información de EFE)

Anuncios