El Departamento de Defensa de EE.UU. podría enviar hasta 1000 soldados hacia su frontera con México para bloquear la caravana de migrantes centroamericanos.

El Departamento de Seguridad Nacional de EE.UU. (DHS, por sus siglas en inglés) ha solicitado ese despliegue de “cientos” de efectivos al Ejército de Estados Unidos, ha dicho este jueves un alto oficial estadounidense a la agencia británica de noticias Reuters.

La petición podría implicar el envío de 800 a 1000 tropas para afrontar a la caravana de miles de migrantes hondureños que siguen su camino hacia el país norteamericano, ha destacado la fuente, pidiendo mantener el anonimato.

Asimismo, los efectivos movilizados serán utilizados por el Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono), en su mayor parte, para apoyo logístico, incluidas tiendas de campaña, vehículos y equipo, mientras ese ente aún no ha comentado al respecto.

Estas informaciones surgen en la misma jornada en que el presidente de EE.UU., Donald Trump, ha asegurado el envío de militares hacia la frontera con México. “Estoy trayendo a los militares para esta emergencia nacional. ¡Se detendrán!”, ha tuiteado, en alusión a los migrantes.

Se espera que el secretario de Defensa estadounidense, James Mattis, dé luz verde a esa petición este mismo jueves, según la cadena de noticias local CNN, citando a funcionarios de la Administración.

La caravana partió de Honduras el 13 de octubre, decidida a llegar a Estados Unidos. El miércoles abandonó la localidad de Huixtla, en el estado mexicano de Chiapas, localizada a unos 50 kilómetros de la frontera con Guatemala, rumbo a Mapastepec, a unos 60 kilómetros de distancia en ese mismo estado, donde pernoctará y seguirá camino hacia el norte.

El pasado jueves, Trump alertó de que cerrará la frontera meridional estadounidense y desplegará al Ejército en la zona si México no detiene el “embate” de los migrantes hacia territorio estadounidense, pese a varias críticas en su contra por su política antimigratoria.

México, por su parte, descartó la versión del inquilino de la Casa Blanca, quien sostuvo que en la caravana viajan “criminales y desconocidos de Oriente Medio”, y aseguró que los mandos federales de seguridad están atendiendo los objetivos (presuntos criminales).

 

Fuente: hispantv.com

Anuncios