El actor y director estadounidense Robert De Niro se ha convertido en uno más de entre los destinatarios de una serie de paquetes sospechosos en EE.UU., de acuerdo con informes sin confirmación oficial.

Según reporta New York Post citando fuentes policiales, el paquete tenía como destino una propiedad del actor en Nueva York, y fue descrito como “el mismo” que los que contenían dispositivos explosivos interceptados en las últimas horas en ese país.

Trascendió que esa propiedad de De Niro, un reconocido crítico del presidente estadounidense Donald Trump, fue evacuada durante una operación policial, así como un edificio aledaño en el barrio neoyorquino de Tribeca. Las autoridades retiraron el paquete con ayuda de equipos especializados.

New York Post primeramente informó que el destino del paquete correspondía a la residencia del ganador de dos premios Óscar, pero posteriormente aclaró que se trata de un restaurante de su propiedad en la misma zona.

Previamente se había reportado la intercepción de paquetes con presuntos explosivos dirigidos a prominentes políticos demócratas, entre ellos la excandidata presidencial Hillary Clinton y el expresidente Barack Obama, así como a medios de comunicación como la CNN, en cuyas oficinas en Nueva York se halló una bomba casera.

¿Otro acto de terror?

Hasta el momento, las autoridades estadounidenses investigan quién está detrás de esta serie de envíos. Aunque aún no se ha divulgado ninguna teoría sobre su origen, la Policía ya ha declarado que la bomba que recibió Soros y los artefactos dirigidos a los Clinton y los Obama son similares.

Al analizar una imagen de la bomba que ha llegado a las oficinas de la CNN en Nueva York, algunos usuarios de Twitter han concluido que podría haberla enviado el Estado Islámico (EI), tras indicar que contenía un objeto que se asemeja a la bandera de ese grupo terrorista.

Aunque esta hipótesis no ha sido confirmada por ninguna autoridad estadounidense ni reivindicada por el EI, el alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, ha definido el envío como “un claro acto de terror”.

 

Fuente: rt.com

Anuncios