Por primera vez una mujer ostentará el cargo de mandataria en el país etíope, tras dedicar su vida a la política y a la diplomacia. A sus 68 años, Zewde se convierte así en la única jefa de estado en todo el continente africano.

“He trabajado como funcionaria pública toda mi vida y el servicio público ha sido el núcleo de mi vida”, confesaba en 2014 la diplomática Sahlework Zewde, al hablar de sus pasiones.

Una pasión que parece que han visto los parlamentarios etíopes al elegirla presidenta de la República Federal de Etiopía (RDFE) este 25 de octubre. La primera mandataria en la historia de un país tradicional, que se repone de la dimisión de Mulatu Teshome (en el cargo desde 2013), y cuyo poder político recae por completo en el actual primer ministro Abiy Ahmed Ali.

“En una sociedad patriarcal como la nuestra, las dos cámaras del Parlamento han elegido a Zewde como presidenta de Etiopía. Es la primera mujer jefa de Estado de la Etiopía moderna”, celebró en Twitter Fitsum Arega, jefe de la Oficina del Primer Ministro. “En una sociedad como la nuestra, la elección de una mujer no es solo un estándar para el futuro, pero normaliza el rol de las dirigentes en la vida pública”, añadió.

La mujer, una prioridad para Sahlewok Zewde

Nacida en Adís Abeba, Zewde, de 68 años, se graduó en Francia en estudios de Ciencias Naturales de la Universidad de Montpellier. Allí vivió nueve años antes de regresar e iniciar su carrera diplomática en 1989.

Una carrera que la llevó primero al Ministerio etíope de Educación, para luego representar a su país como embajadora en Senegal (de 1989 a 1993), Yitubi (de 1993 a 2002) y Francia, antes de alcanzar Naciones Unidas, donde siempre defendió una equidad de género en los organismos internacionales y la resolución de conflictos.

Allí consiguió varios hitos en una posición de política mujer, logrando ser la primera en asumir el cargo de directora general de la oficina de la ONU en Nairobi (UNON), a propuesta del entonces secretario general Ban Ki-moon; y en junio de este año, convirtiéndose en la primera en tener un papel de representante especial del secretario general António Guterres, ante la Unión Africana.

“Si los cambios en Etiopía los hacen a la vez los hombres y las mujeres, su fuerza provocará una Etiopía libre de cualquier discriminación religiosa, étnica o de género”, dijo Sahlewok Zewde en su discurso de investidura, por seis años de mandato renovable solo una vez.

Reconociendo el trabajo de apertura de Abiy Ahmed Ali, Zewde afirmó que “durante mi mandato me centraré en el rol de las mujeres para asegurar la paz, así como en los beneficios de la paz para las mujeres. Pido al Gobierno que erradique la pobreza con la plena participación femenina, ya que es una fuente de inestabilidad”.

Actualmente la única jefa de Estado en África

Su designación culmina una serie de reformas sobre igualdad de género del primer ministro Ahmed, que el pasado 16 de octubre nombró un nuevo gabinete en el que la mitad de sus miembros son mujeres, incluida la ministra de Defensa, Aisha Mohammed.

Zewde, aunque no tendrá un poder ejecutivo real, se ha convertido así en la única jefa de Estado en toda África.

Antes que ella fueron excepciones Ellen Johnson Sirleaf en Liberia, tras vencer en las elecciones de 2005 contra el exjugador de fútbol George Weah; Joyce Banda en Malaui (2012-2014); y Ameenah Gurib-Fakim en Mauricio (2015-2018)

 

Fuente: france24.com

Anuncios