Los yihadistas atacaron con cerca de 200 combatientes, incluidas mujeres usadas como francotiradoras y niños, conocidos como los “cachorros del califato”.

Al menos 68 combatientes de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), milicias lideradas por kurdos, murieron en las últimas horas en una serie de ataques coordinados del grupo terrorista Estado Islámico (EI) contra poblaciones del noreste de Siria, reportó este sábado (27.10.2018) el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

El director de la ONG, Rami Abderrahman, dijo a la agencia de noticias EFE que también se ha registrado un centenar de heridos en el ataque y que los yihadistas han secuestrado al menos a veinte milicianos de las FDS, grupo apoyado por la coalición internacional.

“El número de los muertos y heridos está aumentando. Llegaron a 68 los muertos y a 100 los heridos en unas ofensivas graves realizadas por el Dáesh (acrónimo árabe del EI) en las que participaron combatientes mujeres y niños”, dijo Abderrahman.

En las filas yihadistas perecieron al menos 24 combatientes, aunque el número de fallecidos puede aumentar porque los combates continuaban hasta ahora y por la existencia de heridos graves en ambos bandos, según la ONG.

La ofensiva yihadista fue lanzada la noche del viernes y se ha alargado hasta este sábado en las localidades de Al Susa, Baguz y Hayin, todas ubicadas en la provincia de Deir al Zur, al este del río Eúfrates, cerca de la frontera iraquí.

El objetivo del ataque fueron las bases de las FDS y de otras fuerzas llegadas recientemente como refuerzo, para la ofensiva “Tormenta de Al Yazira” que desarrollan estas milicias contra el EI.

Los yihadistas atacaron con cerca de 200 combatientes, incluidas mujeres usadas como francotiradoras y niños, conocidos como los “cachorros del califato”, añadió la ONG.

El Observatorio señaló además que los aviones de la coalición internacional no prestaron apoyo a las FDS para tratar de contener esta ofensiva, aunque sí enviaron quince vehículos blindados.

Las FDS lanzaron la última fase de su ofensiva contra los yihadistas el pasado 11 de septiembre, después de semanas de bombardeos de la coalición internacional, liderada por Estados Unidos.

Este grupo fue responsable el año pasado de expulsar a los terroristas de Al Raqa, la antigua capital de facto del califato proclamado por el EI.

 

Fuente: dw.com

Anuncios