Las aves murieron como consecuencia del uso de un agrotóxico prohibido en el país. Los pobladores rurales lo utilizan para controlar grandes carnívoros como pumas, zorros.

Al menos 23 cóndores fueron hallados muertos envenenados en dos zonas de la Patagonia argentina, una situación que en menos de un año se dio en otras regiones del país sudamericano, informó hoy una organización ambiental.

“Un poderoso agrotóxico, prohibido en el país, fue usado como veneno. En Argentina el uso ilegal de agrotóxicos está diezmando las poblaciones naturales del cóndor andino”, informó Aves Argentinas, organización que protege la fauna y la naturaleza.

El hallazgo de aves muertas ocurrió en las ciudades patagónicas de Chos Malal y Perito Moreno, en las provincias de Neuquén y Santa Cruz, y se suma a las “muertes masivas” ocurridas en poco más de un año en las provincias de Jujuy y Mendoza, en el norte y oeste argentino, respectivamente.

La organización indicó que los estudios toxicológicos realizados por la Fundación Bioandina Argentina “determinaron la causa de muerte (de las aves) por ingesta de un poderoso agrotóxico organofosforado, cuyo uso está prohibido en el país”.

Aves Argentinas advirtió que, “desgraciadamente, algunos pobladores rurales ilegalmente siguen usando veneno para tratar de controlar grandes carnívoros como pumas, zorros e incluso perros”.

Con eso, sin embargo, “causan la muerte de especies carroñeras, encargadas de mantener la limpieza del ambiente, y también contaminan el suelo, el agua y ponen en peligro todas las formas de vida, incluso la humana”.

 

Fuente: lavoz.com.ar

Anuncios