No se ha comprobado el valor medicinal de estos materiales para los seres humanos y es por ello que los proteccionistas consideran que la decisión es un retroceso importante respecto del cuidado de las poblaciones.

FOTO DE FRANS LANTING, NAT GEO IMAGE COLLECTION

 

En China, según un anuncio controversial hecho por el gobierno el pasado 29 de octubre, actualmente es legal el uso de cuerno de rinoceronte y hueso de tigre para la investigación médica o para la medicina tradicional. El anuncio establece que las muestras animales pueden obtenerse solo de granjas; sin embargo, los proteccionistas creen que esta sorprendente decisión puede abrir de par en par las puertas para el aumento de la actividad ilegal y amenazar a las poblaciones animales vulnerables.

La decisión es “muy inquietante”, señala Leigh Henry, directora de políticas silvestres de World Wildlife Fund (WWF). Distinguir qué animales se obtuvieron legalmente de las granjas y cuáles de la caza ilegal será increíblemente difícil, por lo que esta decisión cubrirá a los traficantes, afirma. Los rinocerontes y los tigres están en peligro de extinción, y su comercio está prohibido. “WWF insta de manera urgente a China a que mantenga la prohibición respecto del comercio de hueso de tigre y cuerno de rinoceronte que ha sido fundamental para la conservación de estas dos especies. Esto debería expandirse para abarcar el mercado de todas las partes y productos de tigre”, añade.

La acción de China contrasta fuertemente con las iniciativas del gobierno para combatir la caza furtiva en los últimos años. Hace 25 años que el país cuenta con una prohibición que impide la importación y exportación de estos productos. Y la World Federation of Chinese Medicine Societies (la agrupación que dictamina qué puede usarse en medicina tradicional) también quitó el cuerno de rinoceronte y el hueso de tigre de la lista de productos aprobados para su uso en pacientes (aunque el mercado todavía existe).

Asimismo, hace dos años, China anunciaba que cerraría su mercado interno de marfil para finales de 2017, lo que hizo que obtuviera un reconocimiento generalizado. Los grupos de conservación apoyaron la decisión como un paso necesario para ayudar a reducir la demanda de marfil y aplacar la caza furtiva de elefantes africanos.

Debbie Banks, Líder de la Campaña del Tigre en la Agencia de investigación medioambiental (Environmental Investigation Agency), una organización sin fines de lucro con sede en Londres y Washington, D.C., afirma que el anuncio de hoy desvirtúa la posición de China en relación a la protección de vida silvestre. “El prestigio de China como líder de conservación luego de haber prohibido internamente la venta de marfil se ha hecho añicos”, cuenta en un correo electrónico. “La noticia de hoy (29 de octubre) compromete seriamente la futura subsistencia de los tigres salvajes dado que no se erradica, sino que se estimula la demanda de partes de su cuerpo”, señala. Asimismo, agrega que pone a los rinocerontes en peligro en los países africanos y asiáticos en los que se encuentran. “La noticia de hoy es una muestra sorprendente de descarada indiferencia por la opinión global”.

La razón por la cual China hizo esto no es clara. Los oficiales chinos no respondieron inmediatamente cuando se les solicitó comentaran la medida. Pero el creciente número de granjas de tigres en China y los esfuerzos por criar rinocerontes pueden ser un motor clave, indican varios grupos ambientalistas. “Hace tiempo que nos preocupan las granjas de tigre en China y que cada vez hay más”, señala Henry. “Los tigres cautivos son increíblemente caros de alimentar y cuidar, entonces, a medida que estos números crecen, crece la presión sobre el gobierno chino para permitir el comercio regulado de los productos de este animal. La decisión de China es lo que muchos de nosotros hemos temido por más de una década”. En 2013, la Agencia de investigación medioambiental había informado que al menos varios miles de tigres estaban en cautiverio en cientos de granjas en todo el país. Además, según se informa, China ha comenzado a importar rinocerontes para posibles granjas.

 

Susan Lieberman, vicepresidente de política internacional de la Sociedad de conservación de vida silvestre (Wildlife Conservation Society), una organización sin fines de lucro con base en Nueva York que trabaja en la conservación mundial, cree que el creciente número de tigres en granjas puede ser un factor importante detrás de la decisión de China. La nueva legalidad respecto del uso de hueso de tigre y cuerno de rinoceronte será una gran victoria para los traficantes, indica Lieberman. “Les gustaría que haya un mercado legal tras el cual apañarse”. Sin análisis de ADN de estos productos, no hay forma de que se sepa si el animal es de una granja o no.

El cuerno de rinoceronte está hecho de queratina (una proteína que se encuentra en las uñas y el cabello), y se cree falsamente que el producto, cuando se consume en polvo, ayuda a tratar de todo, desde cáncer hasta gota. En ninguno de los productos existe prueba de los beneficios medicinales en seres humanos. Las pruebas moderadas han contribuido a ejercer presión sobre la base de que el cuerno de rinoceronte puede, de alguna manera, ayudar a bajar la fiebre, por lo menos en roedores. Sin duda, las medicinas más baratas y más accesibles, como el paracetamol o la aspirina, son mucho más efectivas, afirma Lieberman. Se dice que el hueso de tigre aplastado y hecho pasta se puede usar para tratar una variedad de dolencias, entre ellas el reumatismo y el dolor de espalda. Pero Lieberman afirma que “no conoce evidencia al respecto”.

Wildlife Watch es un proyecto de investigación periodística entre National Geographic Society y National Geographic Partners que se enfoca en delitos y explotaciones contra la fauna y la flora silvestre. Más información sobre las historias de Wildlife Watch aquí, y aprende más sobre la misión sin fines de lucro de National Geographic Society en nationalgeographic.org.

 

Fuente: nationalgeographicla.com

Anuncios