En una entrevista con la agencia de noticias Anadolu, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, instó este martes (30.10.2018) al Gobierno de Arabia Saudita a no demorar la investigación del asesinato del periodista Jamal Khashoggi, ocurrido el pasado 2 de octubre en el consulado saudita en Estambul, y llamó al fiscal jefe de ese país a investigar quién dio la orden de acabar con la vida del profesional.

“No dejaremos este asunto a medias. Si lo dejáramos, estaríamos en deuda con la humanidad, con la conciencia”, dijo el mandatario. “Esto hay que resolverlo, no tiene sentido ir jugando al despiste. Tampoco tiene sentido encubrir a nadie para salvarlo”, agregó Erdogan, quien recordó que el fiscal saudita llegó el domingo a Turquía y ya se entrevistó con su colega turco.

Arabia Saudita detuvo a 18 personas, entre ellos los 15 miembros de un equipo que llegó a Turquía el mismo día en que murió Khashoggi. “Quedan varias preguntas por responder. Uno: ¿Quién envió ese grupo de 15 personas? Usted, que es fiscal jefe saudita, debe investigarlo, debe descubrirlo. Dos, el autor del homicidio es con certeza uno de estos. Esto también lo debe descubrir usted”, insistió Erdogan.

¿Dónde está el cuerpo?

Erdogan ya había presionado a los sauditas para que revelen quién dio la orden, así como para que expliquen dónde está el cuerpo de Khashoggi, el que casi un mes después del crimen sigue sin ser encontrado. El fiscal Sheikh Saud al Mojeb llegó a Estambul para seguir con las indagaciones, tras ser la primera autoridad saudita en reconocer que se trató de un homicidio “premeditado”. Este mismo martes visitó el consulado donde ocurrió el crimen.

Según la prensa, Al Mojeb pidió a su colega turco Irfan Fidan acceso a los documentos de la investigación, así como a audios, imágenes y videos. Esta solicitud fue rechazada, y en cambio la parte turca pidió saber dónde está el cadáver del periodista. El presidente Erdogan agregó que el fiscal turco había comunicado la disposición de la Judicatura turca de juzgar a los implicados en Estambul, al ser el lugar de los hechos, algo que Ankara ya ha pedido reiteradamente.

 

Fuente: dw.com

Anuncios