La provincia de Neuquén podría imponer a YPF la multa más grande la historia de la Cuenca Neuquina por el derrame en Vaca Muerta. Según informó el subsecretario de Ambiente de Neuquén, Juan de Dios Lucchelli, la sanción para la petrolera nacional será “ejemplificadora”. Trascendió que el gobierno de Omar Gutiérrez podría imponerle a la compañía un pago obligatorio de hasta 28 millones de pesos.

En estos casos la provincia utiliza el Jus, una medida de pago con el que se establecen los honorarios de los abogados. La Ley de Medio Ambiente neuquina prevé multas que oscilan entre los 100 y los 23 mil Jus, que en la actualidad equivalen cada Jus a 1237,04 pesos. En Ambiente estarían barajando la posibilidad de aplicar el límite superior del castigo. Es decir, que se traduciría en 28.451.920 de pesos.

“Como aún estamos en el medio del proceso no podemos saber el monto exacto de la multa, es como esperar que un juez de una condena en el medio de un proceso. Lo que si sabemos es que para este tipo de situaciones ambientales la pena ronda entre 100 y 23 mil Jus”, indicó explicó el subsecretario Lucchelli a Río Negro. “La multa será muy dura, va a ser ejemplificadora para toda la industria y, además, será la sanción económica más grande en la historia de la industria hidrocarburifera puesta por la provincia de Neuquén para un incidente en esta actividad”, agregó.

El blowout comenzó en el área de Bandurria Sur, pozo LCAV-26, el 19 de octubre a la medianoche y recién logró ser cerrado alrededor de las 13 del sábado 20. Fueron 36 horas de derrame constante de crudo y lodo que se propagó de manera directa sobre las 8 hectáreas que circunscriben el campamento de la petrolera. El efecto spray del derrame, sumado al viento de aquellos días, terminaron salpicando con materia viscosa otras 37 hectáreas. Fue afectada la flora pero no se registraron perjuicios para animales y pobladores. El pozo se ubica a 11 kilómetros de Añelo y a 100 de Neuquén capital.

“YPF en este caso es el sujeto obligado, responsable del daño y operación de ese yacimiento. Nosotros somos un organismo de gobierno, autoridad de aplicación de la ley de medioambiente, que tiene que verificar y controlar que las obligaciones de este sujeto obligado se cumplan. Una de las acciones tomadas en forma también inmediata se llama en Derecho Administrativo el Correr Traslado. Esto significa el inicio de un proceso administrativo para una posible sanción (…) Lo que hace es permitir que el sujeto obligado pueda defenderse. Tiene distintas instancias para ir superando”, explicó Lucchelli en conferencia de prensa.

Fuentes de la empresa dijeron a Clarín que no emitirán declaraciones acerca de la posible sanción hasta que no se concrete oficialmente. En la propia empresa hay por estas horas una investigación internacon el propósito de determinar qué ocurrió esa madrugada.

Existen antecedentes de derrames en Neuquén pero son mucho menores en dimensión. En 2014 la empresa Indarsa tuvo un derrame de residuo de petróleo en el Parque Industrial de Neuquén Capital que se estimó en un volumen de entre los 120 y los 150 m³. El espeso líquido recorrió alrededor de 500 metros. Ambiente de la provincia le impuso una multa de 2,1 millones que todavía no fue cancelada.

En 2015 la provincia de Neuquén, multó  a la empresa Pan American Energy con 650 mil pesos por un derrame en el área de Lindero, que se extendió a 100 metros de largo por seis metros de ancho y a una profundidad de 20 centímetros.

A fines de julio de 2013, estalló en llamas el pozo de gas C1513 del yacimiento Centenario en las afueras de Plottier de la empresa Pluspetrol. A menos de 200 metros hay un barrio donde viven más de 2000 personas. El evento fue finalmente sellado por expertos norteamericanos de Boots & Coots con larga experiencia en la Guerra del Golfo.

El pozo LCAV-26 se encontraba en plena etapa de perforación. Ya alcanzaba los 2900 metros (casi 30 cuadras bajo tierra). Según pudo averiguar este diario la perforación era controlada por dos dispositivos conectados a la Sala de Monitoreo que tiene YPF. Los operarios trabajaban en la corona del pozo, la parte más alta de la estructura metálica piramidal que lo rodea. Algunos de ellos alcanzaron a ver el inicio del proceso. Lo primero que expulsó fue una poderosa columna de gas y después en spray el crudo y lodo.

 

Por Claudio Andrade

Fuente: clarin.com

Anuncios