El Ejército sirio atacó las posiciones de los grupos terroristas en la zona de desescalada en Idlib (norte), después de que estos se negaran a abandonar esta área.

Las tropas sirias han lanzado el martes una ofensiva de gran escala contra varios puestos y trincheras de las agrupaciones extremistas en Idlib. Estas fortificaciones han sido construidas recientemente por las bandas terroristas en la zona de amortiguamiento, han informado este miércoles medios sirios, citando fuentes militares.

Durante sus ataques, según las fuentes consultadas, el Ejército sirio bombardeó los blancos de la alianza terrorista Hayat Tahrir Al-Sham (Junta de Liberación del Levante), y los de Yaish Al-Iza cerca de las ciudades de Atshan, Al-Lataminah, Morek, Al-Tamanah, Sukeek y Lahaya.

Las fuerzas sirias han empleado misiles pesados y proyectiles de artillería para golpear las trincheras de estas bandas terroristas, y han utilizado ametralladoras para repeler la contraofensiva de estos grupos takfiríes, han añadido.

El pacto sobre Idlib, acordado el 17 de septiembre entre el presidente de Rusia, Vladímir Putin y su par turco, Recep Tayyip Erdogan,establece en Idlib una zona desmilitarizada de 15 a 20 kilómetros en la línea de separación entre los grupos armados de la oposición y las tropas sirias, libre de los terroristas y sin armamento pesado de los opositores, y controlada por las tropas turcas y la policía militar rusa.

Sin embargo, tras el acuerdo, dicha zona ha atestiguado poca paz y fuertes enfrentamientos entre las dos partes en conflicto. La razón principal para el aumento de las hostilidades en esta zona se debe a que los terroristas no han abandonado la zona de amortiguamiento y siguen acumulando tropas y desplegando armas pesadas para atacar a las tropas sirias.

Los grupos rebeldes y los extremistas takfiríes no están contentos de que se encuentre la totalidad de la superficie de la zona de desescalada dentro del territorio bajo su control.

La provincia de Idlib es el último bastión de los grupos terroristas, en particular del Frente Al-Nusra (autoproclamado Frente Fath Al-Sham), que cuenta con el apoyo de varios países occidentales.

Respecto a la recuperación de Idlib, el canciller sirio, Walid al-Moalem, enfatizó que con la liberación de esta provincia, Damasco escribirá el “último capítulo” de su lucha contra el terrorismo.

 

Fuente: hispantv.com

Anuncios