Un alto mando de un grupo disidente de la ex guerrilla FARC murió este lunes en un enfrentamiento con la fuerza pública en el sur de Colombia, informó el ejército.

Alias “Humberto Mora”, como fue identificado el fallecido, era señalado de “consolidar actividades delictivas y de finanzas a través del narcotráfico y la extorsión en los departamentos de Caquetá, Meta y Putumayo”, indicó la autoridad en un comunicado.

El segundo al mando de la disidencia 62 fue abatido por la policía y el ejército en el municipio de Cartagena del Chairá, departamento de Caquetá, donde también fueron capturados cuatro presuntos integrantes del grupo armado.

Según el ejército, Mora era hombre de confianza de “Rodrigo Cadete”, un antiguo mando medio de la ex guerrilla comunista que no se acogió al acuerdo de paz firmado en noviembre de 2016.

Cadete es considerado por los militares como un objetivo de alto valor por ser uno de los principales jefes de las disidencias, que según expertos y el gobierno se dedican principalmente al tráfico de drogas.

Además, Mora era el encargado de controlar las rutas de tráfico de armas y alcaloides hacia Ecuador, Perú y Brasil, reclutar menores de edad y varios homicidios, de acuerdo con la institución castrense.

Sin un mando unificado, los disidentes que se apartaron del acuerdo de paz cuentan con aproximadamente 1.200 combatientes en todo el país, según inteligencia militar.

Colombia, principal productor mundial de cocaína, vive un conflicto armado que en medio siglo ha enfrentado a guerrillas, paramilitares, agentes estatales y narcotraficantes, con saldo de ocho millones de víctimas entre muertos, desaparecidos y desplazados.

 

(Con información de AFP)

Anuncios