El gobernador de California solicitó al presidente Donald Trump la declaratoria de “desastre mayor”. Los peores daños se han registrado en la localidad de Paradise.

Al menos 42 personas han muerto como consecuencia de los incendios que afectan al estado de California desde el 8 de noviembre. Las autoridades han catalogado esta catástrofe como una de las peores en el oeste de Estados Unidos en los últimos años.

Este incendio ha superado en víctimas fatales a los registrados en la localidad de Griffith Park en Los Ángeles en el año 1933, que causó la muerte de 29 personas y el de Oakland Hills, en 1991 que dejó 25 fallecidos.

La zona más afectada ha sido la localidad de Paradise, en el condado de Butte, donde las llamas han quemado cerca de 6.700 viviendas. En esa zona se mantiene una alerta roja debido a los incendios y la mala calidad del aire.

No obstante, las autoridades han reportado que existen más de 228 desaparecidos por causa de la tragedia.

Gobierno local pide mayor apoyo al ejecutivo de Estados Unidos

Ante la magnitud de los daños, el gobernador del estado de California, Jerry Brown, manifestó que le ha solicitado al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que declare un “desastre mayor” con la finalidad de reforzar las medidas de respuesta y ayudar a los residentes a recuperarse.

No obstante, el jefe de la Casa Blanca ha responsabilizado a las autoridades y en especial al gobernador de California de tener un mal manejo de los recursos forestales y ha amenazado con retirar los fondos federales.

“Con un manejo forestal adecuado, podemos detener la devastación que está ocurriendo constantemente en California. ¡Sea inteligente!”, escribió Trump en un tweet el 11 de noviembre.

En caso de ser concedida la declaratoria, se le podría ofrecer a los afectados recursos federales para alojamiento, desempleo, gastos legales y tratamiento psicológico.

Brown, quien ha declarado una emergencia a nivel del estado, sostiene que los gobiernos federales y locales deben hacer más por el manejo forestal, pero que el cambio climático es la mayor fuente del problema.

“Aquellos que niegan eso definitivamente están contribuyendo a las tragedias que estamos presenciando, y seguiremos presenciando en los próximos años”, dijo el gobernador del estado de California.

Por otro lado, la compañía Pacific Gas & Electric Co. (PG&E), la mayor proveedora de gas y energía eléctrica en el estado informó a las autoridades que detectó un problema en una de las líneas de alta tensión cercana al área donde fue declarado el incendio solo minutos antes de que iniciasen las llamas.

Artistas se unen para pedir apoyo a los afectados

Artistas del cine y la televisión que residen en zonas afectadas por los incendios, se han pronunciado en torno a los incendios.

Melissa McCarthy, actriz de Hollywood solicitó a las personas que mantengan oraciones por quienes laboran para contener las llamas.

“Por favor, mantenga a las víctimas, voluntarios y bomberos en sus pensamientos”, dijo la actriz al tiempo que pidió a la gente que donara a la Fundación del Departamento de Los Ángeles.

La personalidad de televisión, Kim Kardashian, también se pronunció sobre lo ocurrido. “Ha sido una semana realmente difícil en nuestra casa en Calabasas, Hidden Hills y nuestros vecinos en Thousand Oaks y Malibú”.

De acuerdo con la agencia de noticias Reuters, los incendios en varias zonas del estado de California han podido ser controlado en un 25 %. Las autoridades manifiestan que el cambio constante en la dirección de los vientos ha evitado controlar las llamas de mejor manera.

 

Con EFE, AP y Reuters

Anuncios